viernes, 24 de agosto de 2007

Mendigos: ¿pasar de largo o alcahuetearles si son malos?

hoy en la oficina tuvimos un episodio extraño con un mendigo que hizo una habil treta para conseguir que le prestaramos atencion y le dieramos una colaboracion, no ahondare en detalles pero si puedo decir que fue un susto al principio.

la cuestion aqui es realmente a pensar en como saber si dandole dinero a un mendigo lo estamos ayudando de veras, o es que estamos simplemente pagandole parte del vicio que tengan.
por lo que he visto desde afuera, ser mendigo es una vida que realmente no le podria desear a nadie. es muy facil decir que alguien cae en la mendicidad por problemas mentales y drogas, pero por lo que he leido, la pobreza extrema, vejez y problemas emocionales tambien son factores para que alguien entre en ese lamentable estado.
por ejemplo, hay una senora que pide dinero en el camino desde la estacion del metro a mi oficina. ver a esa señora en ese estado me parte el alma, y cada vez que puedo le doy algo de dinero, porque se ve en su cara que no sera mal gastado en nada indebido. no digo esto para echarme flores, solo para indicar que hay gente a la que si provoca ayudar, y de hecho, me comprometo a hacer mas por ella la semana que viene, comenzando por comprarle algo de comida sustanciosa.
pero esta el otro lado, gente que se ve a leguas que usa la mendicidad para otros propositos. por ejemplo, cuando trabajaba en motorauto.com, habia un señor que se monto en una de las camionetas que yo tomaba para ir y venir en la avenida baralt de caracas. el señor se monto en la camioneta echando un cuento tragico de que habia venido de portuguesa y que lo habian robado en caracas, de la forma como lo conto me comi el cuento enterito y recuerdo que le di 3 mil bolos que cargaba de sencillo. cual es mi sorpresa cuando a las 2 semanas me monto en otra camioneta al otro lado de la ciudad y veo al mismo tipo echando el mismo cuento, solo que ahora supuestamente venia de apure. por supuesto que lo que recibio de mi parte fue una pintada de paloma, a lo que recuerdo que puso mala cara, tal vez debi echarle paja.
el punto es que a gente asi no provoca ayudar y hace que a los que si hace falta que uno los ayude, uno termine desconfiando.
cambio y fuera, ya me ire a guindar...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger