domingo, 4 de noviembre de 2007

El Destino y el pecado: dos conceptos contradictorios y como explicarlo con 2 tortas

como la mayoria de las personas, creci teniendo conceptos mas o menos claros de lo que eran el pecado y el destino. en terminos generales el pecado se define como una especie de delito moral o una accion que esta en contra de las leyes de lo sagrado y cuyas consecuencias son el alejamiento de lo divino y el acercamiento a lo maligno, con un castigo tal vez eterno. por otra parte, el destino suele definirse como un hecho o acontencimiento inevitable, el cual ya esta escrito o designado por un poder mas alla de lo terrenal. no estoy diciendo nada fuera de lo que ya conocemos, pero que hay si estos dos conceptos pueden contradecirse uno con el otro?
hace algunos años, elabore una sencilla teoria que trataba de mostrar que dichos conceptos eran incompatibles en terminos generales uno con el otro. mas alla de las connotaciones religiosas que esto podria traer, la idea es pensar en cual de ambos conceptos es el que realmente funciona para cada individuo, y no complicar mas esas grandes preguntas de "quienes somos?", "pa donde vamos?" y "porque la gente bebe smirnoff ice con pitillo?"

ojala los pie de manzana de mc donalds y wendys fueran asi, otro gallo cantaria...

tomemos a cuatro personas en dos situaciones diferentes, llamemoslos A, B, C y D (mas androgino creo que no podria ponerlo).

TEORIA 1.
A prepara una torta en su casa, la torta es grande, jugosa, deliciosa aun a la vista. resulta ser que A termina de hacerla y la deja en la cocina, pero A tiene que irse y B aun no llega, asi que A se va y deja la torta en la cocina. B llega a la casa, entra y al pasar por la cocina mira la torta, su hambre le dice que la coma, que agarre y pique un buen pedazo para su gusto. la mira y la remira pero no sabe si comerla esta bien o mal. a la final cede a su hambre, toma un gran cuchillo y pica un buen pedazo, engullendola con gusto. su hambre esta saciada pero al terminar empieza a preguntarse si hizo lo correcto. esa pregunta lo atormenta, no lo deja respirar tranquilo, su mente se retuerce pensando que hizo mal, y que por eso tal vez no le den de la proxima torta que A prepare. por fin A llega de la calle y se encuentra con B en un estado de tristeza fatal, B le dice que se comio la torta, y que se arrepiente de haberlo hecho. A le dice que no importa, que la habia preparado para que la comiera y que de todas formas se la iba a comer tarde o temprano.

TEORIA 2.
C prepara una torta, otra vez estamos frente a una suculenta torta que de solo verla abre el apetito, pero esta vez C coloca un cartel a la torta que dice en letras muy grandes PARA D. despues de hacer eso C sale a la calle y deja la torta a la vista de quien entre a la casa. D llega de la calle y lo primero que encuentra es la susodicha torta, D mira el cartel que dice que es suya y sin mas preambulos se sienta y se la come entera. C llega de la calle y lo primero que consigue al entrar es a D frente a los restos de la ya comida torta, con el rostro de D mostrando satisfaccion y dicha, y sin preaviso ni nada, comienza a formarle un lio a D por haberse comido diha torta y hasta le castiga por ese hecho.

acaso los pecados que cometemos ya estan escritos en lo que seria nuestro destino?, si es asi, porque entonces son algo malo?, deberiamos recibir castigo por algo que supuestamente ya estaba escrito que sucediera?
no me gusta la metafisica ni nada por el estilo, pero uno con un poco de logica se pueden encontrar ciertas incongruencias que es imposible pasar por alto.
cambio y fuera, me voy a guindar...

7 comentarios:

Tanyluz Sciortino dijo...

Claro, pero la cosa es: creer que nuestros pecados ya están escritos, y que van a pasar de cualquier forma, es una decisión personal (a veces un tanto cómoda, a mi modo de ver, sería muy fácil caer entonces en esta posición: quieres hacer algo que sabes está mal, pero total, como todo está escrito, qué carrizo, lo haces y ya). Yo he tenido debates sobre el tema, y la verdad es que al final, nadie sabe nada con certeza, sólo decidimos creer en algo o no.

Me gusta tu blog. Y por cierto...lo del café..no hace falta no tomar café para ser extraterrestre. A mí me han dicho que lo soy, y nada más en la mañana necesito 4 tazas :)

Saludos.

metalgirl dijo...

que interesante tu perspectiva, gracias, sin quererlo me aclaraste algunas dudas en mi yo interno, un saludo

K-2 dijo...

Yo creo que la cosa depende más de las personas involucradas. El detalle está en que ¿esas personas están juntos por el destino?. Pero si nos ponemos aún más metafísicos, ambas situaciones pueden suceder con las mismas personas. Increíble pero cierto.

Por cierto, creo que entre las grandes dudas de la humanidad que pones deberías incluir "¿por qué la gente se acerca el micrófono del manos libres a la boca para usarlo?"

Apocalypso Facto dijo...

El "pecado" es un concepto netamente judeo-cristiano basado sobre la idea o noción de que las cosas son inherentemente "buenas" o "malas".

Para quienes no nos apegamos a esa visión maniquea de la vida y la realidad, pues, el concepto de pecado carece de todo significado, sentido e importancia.

Apocalypso dixit.

GINA dijo...

Me encanta todo lo que escribes... y lo sabes... pero tendrías que ser mujer para entender como reaccionamos. Te aseguro que A es feliz, B es alguien con suerte, C andaba con el SPM y D pagó las consecuencias, ja ja ja.

GINA dijo...

y... también me encanta el pay de manzana...

Patricia Acosta dijo...

Bueno, yo no creo en el destino, sino la vida sería más fácil.
Saludos! @acostapatricia

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger