martes, 29 de julio de 2008

Apagon

hace algunos años ya, en un cuento que escribi cuando la musa de la ficcion estaba mas activa que hoy en dia, finalize dicho cuento con una frase que solo dios sabe de que rincon de mi complicada mente salio: "...comprendí que la realidad tal como la conocemos es solo la costumbre de ver siempre las mismas cosas en un orden que nos parece natural; cuando la realidad la fabrica uno, es un estado en el que las cosas se ven y se sienten reales solo para uno mismo...". en aquel momento solo era una frase que sonaba bien al leerla, pero que a lo largo del tiempo ha cobrado mas y mas significado.

hoy llegue a casa despues de otro dia de trabajo, el cual transcurrio de manera amena y sin ningun tipo de complicaciones, hasta me atrevi a pasar por la ucv a seguir abasteciendome de dvd´s que quien sabe donde colocare (impagable el haber conseguido "Le Clan des Siciliens" de Henri Verneuil y "The Believer" de Henry Bean). acto seguido voy a calarme ese simulaco de castigo infernal tipo divina comedia como lo es el metro de La Rinconada, para luego llegar a mi casa mas temprano de lo normal. mi idea era llegar, deshacerme de todo lo que llevaba encima, acomodar un poco el desorden que habia dejado en la mañana y sentarme a terminar un libro que estoy leyendo, cuando de pronto al encender la lampara de mi mesa de noche esta explota y quedo sin mas luz que la lampara del escritorio y de la biblioteca (llevo años sin luz de techo y jamas me he molestado en repararla). luego de varios intentos en vano para reparar dicha lampara, me rindo y quedo en una especie de limbo como por una media hora, en la cual todas las ganas de hacer cualquier cosa desaparecieron con solo haber cambiado un aspecto del ambiente cotidiano como lo fue la luz que daba dicha lampara.
a veces estamos tan acomodados con las cosas que hacemos a diario que romper un solo elemento de dicho equilibrio puede en algunos casos ocasionar que todo esa supuesta correlacion de factores se desmorone como un castillo de naipes. quien no lo crea preguntese si, por dar un ejemplo, al ir entusiasmados en la mañana a su trabajo, el que el autobus que siempre agarran salga 5 min antes y los deje, o que la señora a quien siempre compran el desayuno ese dia no vino, o inocentadas como esas, no les afecta en lo mas minimo su dia que comenzaba a ser perfecto. tal vez cosas simples no modifiquen radicalmente el desempeño del dia, pero de que afectan y lo cambian no tengo duda alguna.
en fin que me deje de pajas, empaque la lampara con el fin de mandarla a arreglar, arregle mi cuarto, me di un buen baño con agua tibia y luego de escribir esto me acostare con una gran taza de te verde a terminar mi libro, y fabricare mi realidad con cosas que son reales para mi mismo.
cambio y fuera...
pd: link al cuento, aqui

1 comentarios:

metalgirl dijo...

gracias Carlos, me encanta leerte, leo todos tus post aunque en ocasiones no comente, abrazote a ti y un besote a Jely la niña más bella de ccs.

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger