domingo, 30 de noviembre de 2008

Choroni 2008: Cidade de Deus

cuando me plantee que estas vacaciones fuesen algo diferentes a las anteriores, la verdad no me esperaba que sucedieran del modo que pasaron. despues de haber pasado unos dias del carajo en la bella Bogota, pense que lo que faltaba era volver a ese pedazo de paraiso que para mi resulta ser Choroni. si que se ha comercializado mucho de unos años para aca, y se tambien que el viaje resulta ser una verdadera tortura, pero la verdad es que siempre me resulta mejor que muchos destinos mucho mas cercanos y accesibles.

pues ya estando claro que Choroni era un sitio casi obligado para ir, el toque para hacerlo diferente este año fue ir acompañado. no por alguna chica (que no tengo a nadie ahorita porque estoy mas solo que la una) o por algunos panas (que no quise sacarlos de sus actividades) sino por esa personita especial que llena mi vida de muchas maneras: mi hija Jelymar. no es que no haya salido con ella de vacaciones antes, pero iba a ser la primera vez que saldria con ella sin el resto de mi familia.
pues habiendo preparado todo, organizado el viaje, reservado la posada y pidiendo una camara digital prestada (no podia perder esta oportunidad) iniciamos el viaje el viernes en la mañana, muy temprano desde Charallave hasta Maracay, Jely por supuesto muy emocionada porque aparte que tenia mucho tiempo sin ir a la playa, el hecho de viajar de la manera en que lo haciamos al parecer la emocionaba mucho.al llegar a Maracay pense que iba a decir algo acerca del autobus recoje-locos que nos llevaria a Choroni. afortunadamente el viaje comenzo rapido y enseguida comenzo el recorrido fuerte que es pasar la montaña a traves del parque Henri Pitier. en este punto estaba algo asustado de que el viaje le pegara a la niña y se mareara y vomitara. nada mas lejos de la verdad, apartando los tipicos "¿ya llegamos?" nada mas alla ocurrio y despues de una hora y 45 minutos ya estabamos en Choroni a las 10 de la mañana. luego buscar la posada y dejar todo alli para ir a la playa no duro mas de 15 minutos y a plenas 10 y media ya estabamos instalados en plena Playa Grande, con un sol intermitente que iba y venia cada cierto tiempo.luego almorzar un tipico almuerzo de pescado frito y tostones a la orilla del mar, para despues ir a la posada y quitarnos la sal para salir a recorrer el pueblo un poco de noche. era ovbio que al ir con Jely no me iba a poner en una de bacanal etilico como muchas otras veces, de hecho ni una cerveza bebi, no hacia falta, la compañia de mi hija era suficiente aliciente para estar feliz.luego de jugar unas 123124234 partidas de UNO, dormir para despertar temprano e ir a la playa antes que cualquiera, lo cual a duras penas logramos. pasar la mañana entera en el agua sorteando olas a diestra y siniestra fue mas divertido de lo que pudiera leerse. luego de un desayuno-almuerzo y de dejar todo arreglado en la posada, partir alrededor de las tres de la tarde fue lo mejor ya que pudimos llegar temprano al terminal y tomar el autobus a Charallave sin stress. por supuesto que Jely tambien me gano en esta y es que hasta pena me dio el que yo mismo sintiera algunas nauseas (producto creo de un revoltillo que comi esa mañana) y ella fresca como una lechuga, la energia de los niños es increible. a las 6 de la tarde estabamos llegando a casa despues de un par de dias si se quiere magicos.
porque Jely? bueno, siempre he dicho que ella a medida que crece mas que mi hija se ha convertido en mi amiga, y esos dias aprovechamos de cimentar mas nuestra amistad. Jely para sus escasos 9 años entiende muchas cosas de los adultos y con ella puedo hablar de casi cualquier cosa, confesarle mis temores y errores y esperar de ella una respuesta que ya quisieran muchos adultos responder. aparte de quedarme de piedra al tener que responder preguntas embarazosas como el porque de mi ultimo rompimiento, el como era yo cuando ella no estaba y cosas asi.
una experiencia que con gusto repetiria con los ojos cerrados, realmente estar creciendo con una hija del calibre de Jely es una cosa que agradezco cada dia que pasa. cada experiencia de este tipo me trae a mi como padre y como persona muchas lecciones, y es por eso que las aprecio tanto.
cambio y fuera, pronto a trabajar...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cielito tu no estas solo como la una... Sabes q tienes a alguien q te quiere muchisimo y te recuerda a diario !!! Que fino tu fin de semana con tu hija !! Espero algun dia poder acompañarte a Choroni!! Yo no conozco mucho ese pueblo

metalgirl dijo...

Que belleza, nada como la compañia de los hijos, que vacaciones tan bellas, la sabiduria de los niños es incomparable, Jely bellisima como siempre, beso a los dos

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger