viernes, 21 de noviembre de 2008

Viajes: Bogota, sweet november

para estas vacaciones quise hacer algo diferente a lo que habia hecho anteriormente, ciertamente aunque pueda vanagloriarme de que he recorrido mucha de la geografia nacional (algunas partes mas que otras, y aun me falta bastante) quise que este año la cosa fuese diferente. intente en vano cuadrar un viaje a Peru, especificamente a Machu Pichu con el fin de recorrer los caminos incas, pero entre una cosa y otra (lease falta de tiempo para siquiera planificar algo decente) dicho viaje no pudo ser y quede con la frustracion de recorrer otras tierras.

pero, sea la gracia o algo por el estilo, me llego una invitacion de unos grandes amigos para ir a bogota, una ciudad de la que sabia muy poco, y la verdad es que los preparativos para dicho viaje se dieron tan fluidos que el entusiasmo se incrementaba al llegar la fecha. al final ya tenia todo, donde quedarme alla, sitios donde ir, cosas que ver, que la expectacion por el viaje ya era total.
pues llego la fecha y luego de despedirme de Jely, parti por fin a tierras colombianas. lo primero que debo comentar es la perdida de mi camara digital en el aereopuerto. puse la camara en un bolsillo de mi bolso para poder sacarla apenas llegara al aereopuerto, pero con tanta corredera y apuro la mera verdad se me olvido y al llegar a Bogota me di cuenta que ya no estaba. por esa razon esta reseña carece de fotos mias. a quienes me quitaron mi benq dc 3400 que les aproveche, ya estaba muy dañada y vieja y daba mas peos y frustraciones que fotos. lastima porque habia resultado una camara guerrera, pero igual en diciembre llega mi cannon nueva, en fin.
la primera impresion que me dio Bogota es que necesitan un aereopuerto mejor, uno habla del de aca con desden pero realmente el de alla da pena ajena. la parte cuando uno llega del exterior parece muy improvisada y donde uno espera a la gente es peor aun. aun asi la mala impresion desaparece cuando uno sale del aereopuerto y toma camino a la ciudad. la limpieza de las calles realmente era algo notable, ademas de que todo parece tan bien colocado que uno parecia estar viendo una maqueta. algo que si note de imediato al estar alli es lo mal que manejan, cosa que me parece ironica porque siendo la gente de bogota tan de pinga y tan amable, pareciera que se transformaran cuando estan frente al volante, en una vaina tipo mr. hyde: se atraviesan en los canales, se meten a los coñazos, una vaina impresionante.
cuando llegue el lunes estaba pegando una pepa de sol al mejor estilo charallavense, pero al caer la tarde y noche el frio que hace no es normal. por eso la gente viste como si estuviese en londres o una vaina asi, los taxis no usan el aire acondicionado y la posada donde estaba carecia de el.
despues de haberme instalado y contactado con gente, me fui como primer punto a ver el cc el salitre. para tener un nombre tan coño e madre es un centro comercial bien de pinga tipo boleita center. alli fue donde empece a darme cuenta que si bien las mujeres colombianas no son feas, la verdad es que aqui estamos a años luz de alla en ese sentido para bien. aqui uno se para en cualquier esquina de caracas y termina buceando un pocote de mamis, en Bogota eran contadas las mujeres bien arregladas y bonitas que vi en las calles. fue en este centro comercial cuando comence a notar las ridiculas diferencias de precios que hay entre el bolivar y el peso, claro que el control de cambio ayuda bastante a que las cosas cuesten mucho menos pero aun asi un televisor de plasma de 20 pulgadas al cambio salia en un palo y medio, cosa ridicula aqui.
recorrer Bogota fue una delicia para quien convive a diario con el caos de Caracas, de pana que hay muchas cosas que pudieramos aprender de nuestros hermanos colombianos: la amabilidad de la gente contrasta mucho con la hostilidad con que vivimos aqui, la organizacion de la ciudad no me cansare de alabarla como por ejemplo que las pasarelas para cruzar una autopista o una calle no son los tipicos andamios de metal que vemos aqui, sino unas muy elaboradas pasarelas construidas con estetica y hasta para que la gente con discapacidad las usen, cosas como que los motorizados no pueden llevar mas de una persona aparte de ellos y deben usar por ley chalecos reflectantes con la placa de la moto, cosas minimas que hacen que uno sienta cierta envidia en algunos aspectos de como son las cosas aqui y alla.
fui a sitios emblematicos como el centro de Bogota, Monserrate, el Museo del Oro entre otros muchos otros, y realmente muy poco de lo que vi me desagrado, los colombianos son afortunados en muchos aspectos a pesar de todo el background que viven gracias a la guerrilla, paramilitares y similares.
realmente toda una agradable sorpresa la cual pienso repetir en la primera oportunidad que se de. agradezco a todos con quienes comparti alla y su invitacion y demas esta decir que la experiencia fue enrriquecedora a todo nivel.
cambio y fuera...

1 comentarios:

Apocalypso Facto dijo...

Yo tengo muy buenas referencias de Bogotá, quisiera conocerla y haré lo posible porque ello suceda.

Por cierto, aquí en El Tigre copiaron esa idea de los motorizados con chaleco, directo de Bogotá, y muchos fueron los que hablaron mierda del alcalde y se quisieron oponer al plan, porque definitivamente aquí a la gente no le gusta que nadie la organice y le diga cómo hacer las cosas por el bien común. Igual después de tanto peo en vano el plan se aplicó y está vigente. Deberíamos copiar también los precios colombianos!

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger