sábado, 3 de enero de 2009

At the Heart of It All

tener expectativas ante algo es algo tan natural como respirar o echarle cerveza a la carne haciendo parrilla. el dilema radica en cuanta expectativa tengamos ante algo, si deberiamos darle un alto valor o uno bajo debido a lo que tengamos por cautela.

si bien es cierto que ante algo que se nos presente lo mas recomendable es no generarse expectativas altas, tampoco debemos caer en una especie de limbo debido al miedo que esto pudiera producir en nosotros. la historia nos ha demostrado una y otra vez que las mejores cosas se logran a punta de vencer los temores y arriesgarse, que de nada vale tener expectativas si el temor a no cumplir las metas se interpone y gana la batalla.
de todas formas es muy dificil generalizar puesto que cada caso y situacion merece un analisis individual. poco etico seria si alguien dijera algo tan absoluto como que hay que arriesgarse siempre o que jamas se debe hacer. queda a criterio de cada persona evaluar lo que sucede y sacar sus propias conclusiones a partir de lo vivido anteriormente o que se haya leido o experimentado por terceros.
el que no arriesga, no gana.
cambio y fuera...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger