miércoles, 28 de enero de 2009

Presionar no es delegar...

la presion que ejercemos sobre los que nos rodean, pueden tener consecuencias muy graves si no se canaliza bien esa presion que ejercemos o que ejercen sobre nosotros.

en un mundo donde vivimos un ritmo frenetico para todo, la presion que soportamos es casi tan natural como el respirar o comer empanadas de carne o pollo echandoles guasacaca.
pero algunas personas no entienden eso, y en un afan algo enfermizo por ponerse a prueba ellos mismos, o tambien por la presion a la que son ejercidos, trasgiversan el termino "delegar" y lo convierten en una mueca de lo que deberia ser, transmitiendo solo las cosas malas y no las positivas, creando con ello un ambiente que lejos de sumar o multiplicar, resta y divide.
es mi opinion que por eso que asi seamos el presidente de una gran compañia o el mas humilde de los trabajadores, se hace necesario una gerencia de la presion que ejercemos o que ejercen sobre nosotros, todo con el fin de equilibrar tanto lo que damos como lo que recibimos, y que dicha presion no se salga de ningun carril y pase a convertirse en algo perjudicial como el stress o similares.
cambio y fuera...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger