viernes, 24 de abril de 2009

Chris Cornell...el nuevo Vanilla Ice?

tengo que admitir que aun no me recupero del shock que me produjo el ultimo disco de Chris Cornell, ese adefesio de 13 tracks llamado Scream, el cual supuso un cambio (radical es una palabra que quedaria corta aqui) abismal entre lo que fue y lo que es.

el porque me impacto tanto tal vez se deba a que su primer disco solista, el maravilloso Euphoria Morning se ha convertido desde que lo oi (el año antepasado) en uno de mis discos mas oidos y favoritos de toda la vida. realmente oirlo aun hoy en dia me resulta un ejercicio de relax y de satisfaccion sonora como casi ningun otro disco ha producido en mi.
es por eso, que al oir el fulano Scream, quede con la boca abierta de lo cambiado que resultaba el camino tomado por este pana. si bien es cierto que en el ultimo de Audioslave (la hasta ahora ultima banda donde ha militado Cornell) y en su segundo disco solista Carry On se notaban destellos de querer hacer musica para un publico mayoritario, no dejaban de tener esa vena rockera que Cornell siempre ha dejado ver desde los dias de Soundgarden. y que conste que no objeto el cambio, puesto que de haber hecho un disco pop bueno hubiese sido otra cosa, pero ir de Carry On a Scream, siendo este un disco tan plastico que poco o nada tiene para contribuir a su carrera, pues no dejo de pensar en que su cambio fue un error.
pensando en si no habia un ejemplo contrario (alguien del pop que se pase al rock duro) recorde que hace mucho tiempo en una revista de rock habia una reseña de un disco de Vanilla Ice llamado Hard to Swallow. para quien no lo conozca, antes de Eminem y similares, Vanilla Ice era una especie de version WASP de los raperos negros tipo LL Cool J y similares. el carajo se presentaba con ropas estrafalarias, cuerpo de baile y similares rapeando y haciendo coreografias. tuvo su unico exito en Ice Ice Baby, una cancion buena (hasta alli) que aun hoy en dia se oye por alli.
lo cierto es que en 1997, en plena explosion del Nu Metal y producido por uno de los artifices de dicha movida: Ross Robinson, Vanilla Ice saco este disco metalero con un efecto parecido al de Cornell. el disco no es ninguna maravilla y termina siendo una version rockera de lo que era Vanilla Ice para el rap: cliches a montones y una actitud de malo que no se la cree nadie. aun asi tiene algunas canciones muy escuchables (Living, Scars) y como no podia ser de otra forma una version Nu Metal de su exito Ice Ice Baby llamada aqui Too Cold. al menos anecdotico es.
pero la jugada no le salio bien a Vanilla Ice y pronto volvio al rap y al mainstream, siendo luchador libre, haciendo reality shows y demas, dejando como una etapa pasada este disco.
creo que le sucedera lo mismo a Cornell, que dentro de un futuro mediano sacara un disco muy pero muy rockero, y cuando promocione dicho disco y le pregunten por el Scream dira que es una etapa superada, que la industria de la musica casi lo obligo a sacarlo, entre otras muchas tonterias que seguramente dira para justificarse ante su publico. tiempo al tiempo y veran.
para leer la reseña de Scream que hice para la web de musica OidosSucios.com, haz clic aqui.
cambio y fuera...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger