jueves, 16 de abril de 2009

Psycho Boy Cabota

vivimos rodeados de una violencia perpetua, que si bien casi nunca se nota esta alli latente, esperando a estallar con cualquier soplido, el cual detona dependiendo de cuan volatil sea la persona a quien se presiona o coloca en una situacion fuera de sus cabales.

yo mismo he visto como puedo estallar en algunos casos. si bien en general suelo ser alguien en sus cabales y que a diferencia de otras personas no exteriorizo en forma de insultos, golpes y similares un estado de animo caldeado, ha habido veces donde esa naturaleza animal ha salido a flote.
recuerdo por ejemplo una pelea en la calle a los 21 años. en ese entonces tenia unos amigos cuya calificacion de mala-junta les vendria como anillo al dedo. cierta vez fuimos todos a una discoteca en las mercedes y uno de ellos sin querer (11 años despues aun dudo que sea asi pero ya no importa) toqueteo a una muchacha, la cual al parecer no dijo o hizo nada pero que si la vio su novio, un gorilon de gimnasio que andaba con su patota. esa vez tuve que pelear por esa estupidez llamada "honor" que se invoca cada vez que queremos justificar una irracionalidad. golpes fueron y vinieron esa vez y a la final nadie gano o perdio. ironias.
aparte de otras 3 peleas en situaciones similares, creo que las veces donde mas me he enfurecido ha sido en 3 intentos de atraco que me han hecho. cabe decir que en esos 3 no me sacaron un arma de fuego porque alli si no haria lo que hice, pero en esos 3 intentos el pensamiento de no dejarme robar porque no me parecia justo, fue lo que necesito mi cabeza para que el cuerpo reaccionara y en 2 de esas veces me entrara a golpes con el malandro correspondiente, y en una le grite e insulte en el mas chabacano modo posible.
todo esto lo traigo a colacion porque hoy en el metro valle-rinconada (hervidero de verdadera violencia campal urbana) un tipo me dio un empujon. sin saber si habia sido el, le devolvi el gesto y el tipo parece que se puso a señalarme e insultarme (bendito ipod que no dejas que oiga idioteces) y me espero al final de las escaleras mecanicas. me forcejeo un poco y basto dos empujones y una gran cara de arrecho de mi parte para que mordiendose los labios el carajo me dejara quieto.
era necesario que empujara al carajo? no. estaba seguro que era el quien me empujo? no. entonces para que buscar problemas? pues por mero morbo e instinto.
siempre he dicho que no me agrada ser quien soy en esos ambientes, y hoy lo comprobe una vez mas. de seguir asi, voy a conseguirme a alguien mas altanero que yo y seguramente me dara una leccion. y seguramente me reire y seguire buscando mas pleitos a los dias.
la naturaleza humana es algo bien extraño la verdad.
cambio y fuera...

1 comentarios:

pyldora dijo...

donde has estado???

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger