martes, 27 de octubre de 2009

Jely, 10 años

Querida Jely…
Hoy se cumplen 10 años desde tu llegada a nuestras vidas y lo celebramos tal como alguien celebra su renacimiento porque desde que llegaste a nuestra existencia esta cambio para siempre, para bien.
Incluyo a todos los integrantes de esta familia porque no fue solo a mi quien cambiaste sino a cada uno de nosotros los que hemos compartido la dicha de verte crecer y convertirte en un proyecto de personita, que cada día asoma rasgos de ser alguien extraordinaria y que dará mucho que hablar para bien en los años por venir.
Nadie pudo prever tu llegada, y nadie tampoco pudo ver en esa época cuanto ibas a cambiarnos. No exagero con esto y a las pruebas me remito: fuiste la primera niña de varias que llegaron después de ti, y por ende fuiste quien nos abrió la mente al mundo infantil que como adultos que somos habíamos dado por perdido. Hiciste que la dicha de traer alguien al mundo se convirtiera de algo que no haríamos nunca a una prioridad en nuestras vidas. Eso entre otras muchas cosas.
En mi caso particular, puedo hablar de cuanto he crecido contigo, cuan feliz me has hecho desde que apareciste en mi vida. Cuanto he cambiado para bien y cuan dichoso he sido siendo tu padre.
Aun en las más absurdas circunstancias, aun en la ambigüedad de lo que no luce como normal frente a mentes carentes de visión, mi cariño, mi amor por ti solo se multiplica día a día. Ser tu padre ha sido lo mejor que me ha tocado vivir en esta vida y solo por eso estaré agradecido por siempre.
Hoy al abrazarte me vinieron tantas cosas a mi mente y a mi alma, que parece mentira que hayan pasado 10 años desde que solo eras un frijolito que cambia fácilmente en mi mano, y al que al principio ni siquiera notaba su existencia.
Decirte que te deseo lo mejor es solo expresar por encima lo mucho que ha significado para mi estar a tu lado estos 10 años de tu vida. Decirte que espero que la pases muy bien solo expresa por este día lo que he estado haciendo desde que entraste a mi vida: que seas lo más feliz posible. Decirte que te quiero mucho solo dice a groso modo toda la carga de sentimientos que tengo por ti, el orgullo de ser tu papa y ser parte importante de tu vida, y que los siguientes 10, 20, 30, 50 años a tu lado sean iguales o mejor que estos que se cumplen hoy.
Te quiero mucho Jelysauria!

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger