martes, 24 de noviembre de 2009

2012: mojones que si funcionan

hace muchos años atras, cuando Dia de la Independencia arrasaba los cines del mundo, a Roland Emmerich comenzaron a llamarlo "una promesa del cine futuro", recuerdo eso y hasta verguenza me da de admitir que tambien lo pensaba. y no es que no tenga talento y capacidades tecnicas, es solo que despues de alli su filmografia esta plagada de peliculas tan irregulares que hoy en dia se considera un director desvalorado.
2012 viene a continuar la linea catastrofica (mejor metafora imposible) de las ultimas peliculas de Emmerich, en las cuales hemos visto al mundo sucumbir ante invasiones extraterrestres, reptiles gigantes, desastres ecologicos y ahora una alineacion planetaria que no solo cambiara para siempre al planeta, sino a todos quienes vivimos en el.

yo me imagino que a los guionistas de la pelicula los movio el mero morbo de la cercania de la supuesta fecha fatidica descrita por los mayas en su calendario (21 de diciembre de 2012) y luego de pensar en que cosas destruyendose mostrar, ver como justificar eso y despues pensar (no en el sentido literal del proceso neurologico) en tramas supuestamente dramaticas como para armar una historia y que luzca como una pelicula y no como un documental de NatGeo (el de La Tierra sin Humanos le da 10000 patadas a esta pelicula).
y es que las supuestas tramas no son sino un refrito de lo que hemos visto en las anteriores peliculas de Emmerich, solo cambiemos los nombres de los personajes, un poco de su personalidad y pongamos a otros actores y listo. tenemos al lider/jefe prepotente y que se la da que todo lo sabe, la pareja abnegada que no importa que el mundo se este desmoronando, siempre tendran tiempo para una frase edulcorada, el loco de turno que sabe todo lo que esta pasando y nadie le paraba bolas hasta ahora, el cientifico que hace el descubrimiento y cuya moral va mas alla de lo humanamente creible, y asi pudieramos nombrar varios personajes tan planos como una tarjeta telefonica de brasil, y que en vez de darle profundidad a una trama en la que lo que importa es ver edificios cayendo y destruccion por doquier, le da a la pelicula un aire de comedia sin intencion que termina siendo vergonzosa.
"el año que viene, vamos para la playa...!"

los efectos especiales son por supuesto algo aparte, tan detallados y tan reales que dan en el clavo a la hora de impresionar. y es que se ve que Emmerich ha aprendido a lo largo de sus peliculas a cada vez dejar con la boca abierta de estupefaccion a los espectadores, quienes se deleitaran viendo como California se hunde literalmente en el oceano mientras nuestros protagonistas escapan, como el parque Yellowstone se convierte en un volcan (¿nuclear?) gigante, como el vaticano se transforma en un rodillo gigante para miles de personas que rezan en la plaza San Pedro o como en Rio de Janeiro el Cristo Redentor se cae como si fuese de galleta.
realmente uno va a ver estas peliculas por el contenido dramatico? es como
ver porno y reconocer talentos actorales!

si bien es una de las peores peliculas en lo que va de año, si uno sabe a que atenerse y se desconecta de lo quisquilloso que puede ser uno a la hora de pedir algo a una pelicula, se puede pasar un rato digamos entretenido, sin mas ni menos.
cambio y fuera.
pd: ojo a la ultima frase de la pelicula, la que dice la niñita viendo al horizonte.... ESO SI ES FILOSOFIA!!! ASI SE DEBE TERMINAR UNA PELICULA NO JODA!!! (sarcasmo mode off)

1 comentarios:

the goddamn devil dijo...

jajaja...
yo cuando vi la parte de la destruccion de los angeles, como la foto del porno, casi que se me parecio mucho al video de californication...
la pelicula entretiene, pero nada mas... igual para lo que hay...
y mas ahora que viene la luna nueva... que vaina mas insufrible...
saludos chamo

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger