jueves, 27 de mayo de 2010

Update del tren de Charallave o como la gente se queja por una cosa y tambien cuando lo solucionan

tenia mucho tiempo sin hablar del tren de charallave, no lo habia hecho por una simple y fundada razon: esta funcionando muy bien. salvo algunos episodios recientes de retraso y de no cumplimiento del muy estricto y correcto horario de partida cada 20 minutos, vemos (al menos por los momentos) al tren Zamorano como un ejemplo de que las cosas pueden funcionar bien aun siendo publicas y del gobierno.
ahora, si bien el tren esta funcionando relativamente bien en cuanto a su funcionamiento como tal, por otro lado uno no puede dejar de mencionar (asi lo uses una sola vez) la barbarie que generalmente uno debe pasar para poder bajarse/subirse a un tren en horas pico. es increible ver como de meras personas nos transformamos en animales celosos de un espacio que no nos pertenece pero que queremos y defendemos con suma rabia. para muestra esta la estacion charallave norte en las mañanas, subirse alli es imposible pero aun asi la gente lo intenta y choca con los que si van dentro del vagon, formandose en ocasiones literales batallas por territorios como si de conquista se tratara. luego, en las tardes, da pena ajena observar como la gente es coñazeada por poder entrar y tomar un asiento. como justificativo puedo esbozar que ir 40 minutos de pie no es nada facil teniendo en cuenta que uno viene de trabajar, cansado y con ganas de al menos disfrutar el viaje, pero tampoco es justificativo para ondear una bandera de aprobacion a dicho comportamiento.
para controlar dichas estampidas humanas (en la estacion de caracas, en las tardes) se ha dispuesto de varios efectivos de seguridad que hacen las veces de vigilantes para que la gente no se colee ni se trate de meter por la fuerza. estos efectivos si bien han ayudado a disminuir la violencia para entrar a los trenes, no han faltado las voces disonantes quejandose de que no sirven, que solo estan alli de adorno, y que no hacen bien su trabajo, pero al menos cuando estan respetan la cola. cuando no estan y vuelve el caos para entrar al tren, esas mismas voces se quejan de la anarquia, de los coleados, de la viveza. y entonces?
algunas veces me parece raro ver como la gente en general se queja de los controles que a veces se deben realizar para que esa misma gente haga o deje de hacer algo en su beneficio o por su seguridad, pero cuando dejan de hacerse entonces el caos y la anarquia se apoderan de la muchedumbre y las quejas son aun mas acidas y epicas de parte de la misma gente que se quejaba de los controles. aplicable no solo al tren sino a diversos aspectos de la vida diaria.
cambio y fuera...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger