lunes, 28 de junio de 2010

Into The Void

tener un ritmo de trabajo diario agotador puede ser algo que nos lleve a replantearnos si realmente vale la pena trabajar tanto solo para ganar dinero, comprarnos bienes materiales y llevar lo que a traves del tiempo hemos determinado que seria una vida comoda. vivir trabajando es uno de los mayores dilemas que presenta la vida moderna, mas alla de si este trabajo nos genera dividendos de ese tipo o no.
si pudiera hablar por mi caso, puedo decir que quien vea mi ritmo de dia a dia puede muy facilmente calificarme de loco, desquiciado o adicto al trabajo o al dinero. no voy a negar que me resulta muy satisfactorio trabajar y ver que mi trabajo produzca dividendos materiales, pero si dijera que ese es el unico fin por el cual hago lo que hago, estaria omitiendo muchos factores que hacen que me siente frente a una computadora durante horas y horas, alimentandome lo mas sano que puedo (es lo menos que puedo hacer considerando el caso), bebiendo una que otra bebida energetica para estar activo (mea culpa, placer culpable) sin mas entretenimiento que oir buena musica y ver a la ventana.
cualquiera diria que un panorama asi es una tortura, que seria imposible trabajar en esas condiciones, que duermo muy poco, y un sin fin de etceteras. pero la verdad es que hacerlo para mi ironicamente constituye una fuente de distraccion mas alla de lo tediosas que se tornan mis laobres diarias en mi oficina habitual, y que estando en mi casa, en mi ambiente mas que controlado, toman otro matiz muy diferente y suele convertirse en una rutina que pudiera hacer regularmente si no fuera porque estoy claro que un trabajo fijo es fuente de estabilidad, cosa que me resulta valiosa por mas que a veces me queje de ella.
son casi las 2 am, en 4 horas debo levantarme a trabajar...
cambio y fuera...

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger