domingo, 9 de enero de 2011

Paranoia Prima

quien dude de la muy creciente inseguridad en el pais o simplemente no quiere ver la realidad que nos rodea o simplemente es un furibundo defensor del gobierno que duda de todo aquello que haga quedar mal a quienes dirigen el pais hoy en dia.

basta con revivir experiencias propias y/o ajenas para darnos cuenta de una realidad que poco a poco ha hecho que nuestros habitos diarios tengan que sufrir modificaciones radicales, todo en pos de preservar los bienes que (en la gran mayoria de los casos) con mucho esfuerzo hemos logrado adquirir.
no hablemos aqui de ostentar camionetas del tamaño de una casa, joyas costosas que solo realzan un sentido banal de ostentacion, bienes que pudieran calificar como onerosos y snobistas. estamos hablando de que por solo tener un telefono de tecnologia no muy reciente ya estamos expuestos, que por el simple hecho de usar transporte publico ya estamos expuestos, que por solo caminar por sitios otrora normales y sin peligro ya estamos expuestos.
y es que no solo esta el hecho de que perdamos esos bienes materiales (que al fin y al cabo pueden recuperarse) sino que la perdida de valores que hoy en dia vivimos hace que estar expuestos al hampa, aun en casos donde no perdamos nada material, puede ser motivo para que perdamos la vida, puesto que los maleantes ya no se conforman con robarnos, sino que en muchos casos por esa razon podemos morir en el peor de los casos.
desde la ultima vez que fui victima del hampa no me han quedado muchas ganas de exponerme y de convertirme en victima; mas lo peor del tema no es eso, sino que desde entonces tengo una especie de paranoia cuando voy en una camioneta, que me hace estar triple aletra y nada relajado cuando alguien sospechoso se sube en ella. paranoia que constituye una fuente adicional al ya de por si caotico stress que vivo dia a dia y que solo hace que pase un mal rato, hasta que llego a mi destino o esa persona sospechosa se baja, al menos por ahora ha sido asi.
lamentablemente ese estado de zozobra no hace sino incrementarse en estadisticas de lugares, horarios, circunstancias y hechos, y se que no estoy solo en este devenir de sospechas por minuto. ojala algun dia yo y muchos de los que leen esto y se sienten identificados podamos nuevamente andar por las calles sin que la sospecha venga en cada bocanada de aire que tomamos al respirar.
cambio y fuera...

3 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Jo Carlos!! que duro lo que cuentas, pero no me extraña nada por lo que sé de la política de tu país. Aquí esperemos que no lleguemos a esos extremos, pero también la falta de recursos está haciendo que la delincuencia aumente. Haces bien en tomar precauciones.
Desde España, cariños.

CarlosZombie dijo...

Begoña, cuanto tiempo! disculpa si mi post te asusto, creo que lo escribi producto de la frustracion de haber oido de boca de un par de personas cercanas a mi como fueron victimas del hampa, aunque no exagere un apice en lo que coloque. para bien o para mal ya estamos acostumbrados a un estado de zozobra no permanente pero si latente a toda hora, mas eso aun no quiere decir que estemos a nivel de irak o algo asi. espero que sigas comentando como hacia tiempo hacias, saludos!

Anónimo dijo...

a ver si la bsajo

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger