domingo, 27 de marzo de 2011

Gandhi en el infierno

Hace poco me encontré leyendo un artículo en el periódico, que contaba la historia de un pastor en una pequeña iglesia, que públicamente apoyo el concepto de que realmente no existe el infierno y que su sola existencia haría que el mismo dios se viera como un ser vengativo y sin bondad, me puso a pensar nuevamente en las contradicciones que tiene la iglesia católica para llevar su mensaje de una forma clara y concisa, para que gente con un mínimo de raciocinio se muestre al menos dudosa de creer solo por hacerlo, sin dudar de lo que se nos presenta como la verdad.
En el artículo, mencionaban que en una exposición de arte católico, se mostraba una pintura que contenía una frase de Mahatma Gandhi, y que tenía una especie de nota diciendo que aunque estaba de acuerdo con lo expuesto, Gandhi seguramente estaba en el infierno.
Eso me puso a reflexionar acerca del mismo hecho de la salvación según las creencias católicas. ¿De verdad Gandhi estaría en el infierno?, coloquémonos en contexto para poder reflexionar mejor acerca de este enunciado.
Mahatma Gandhi no fue un santo, como ninguno de nosotros lo es, pero si ha dejado un legado histórico importante como para no considerarlo como alguien destacable históricamente hablando, y en el buen sentido del concepto. Su forma de protesta sin violencia ha sido elogiada por mucha gente desde que logro que Inglaterra descolonizara a la India, y en general su imagen siempre ha sido un símbolo de resistencia pacífica, benevolencia y de alguien bondadoso. Vuelvo a preguntar, ¿de verdad Gandhi estaría en el infierno?
Por supuesto Gandhi no era cristiano ni católico, por lo que en el concepto eclesiástico del cielo y el infierno simplemente no estaría en el cielo sino ardiendo en alguna paila del infierno.
Para ilustrarme mejor de lo que pensaba la gente con convicciones religiosas más arraigadas, consulte varios foros católicos/cristianos en busca de respuestas, mi sorpresa fue mayúscula al encontrar foros enteros con el tema en cuestión. Fue más sorprendente aun las respuestas que encontré, leyendo a gente que dio respuestas evasivas pero concluyentes como “quisiéramos pensar que si está en el cielo, pero nadie es quien para saberlo y solo dios tendría el don de decidir quién entra al cielo y quien no”, otros en cambio se negaban rotundamente a la idea de un ser no católico en el cielo, citando el muy usado versículo Juan 14:6 "Yo soy el camino, la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por Mí ” escrito en la biblia como una cita directa de Jesucristo. Otros en cambio fueron más reacios en sus respuestas, puntualizando que no todos quienes son de diferentes religiones van a ir al infierno automáticamente, que era absurdo.
Todo esto hizo que recordara mi infancia, en la que mis vecinos testigos de Jehová nos regalaban aquellos libros (muy bien hechos hay que decirlo) en los que se veía a niños jugando con leones y serpientes, junto a imágenes apocalípticas de gente muriendo en terremotos y desastres similares por supuestamente renegar de dios. Recuerdo vivamente que veía esas imágenes y en mi mente infantil me preguntaba si yo siendo de una religión y mis padres de otra, ¿tendría yo chance de salvarme y ellos no? ¿Los extrañaría en el paraíso donde yo si llegaría?
El tema es muy extenso y da para mucho debate, pero al menos me reconforta saber que cada vez menos gente tiene pensamientos retrógrados en los que no hay cabida las dudas ni las conclusiones que no sean las que dictan la iglesia.

lunes, 14 de marzo de 2011

Mis discos favoritos: Sepultura - Roots (todo un yopo sonoro)

El pasado 12 de marzo, se cumplieron 15 años del lanzamiento de uno de los discos más importantes no solo del género del heavy metal sino de la música latinoamericana en general (así mismo). Roots de Sepultura no solo significo la cúspide en fama, fortuna y buena vibra para la banda de Belo Horizonte, sino que marco (para bien y para mal) un antes y después en la historia de la banda.
Sepultura venia de haber conquistado medio planeta con su también clásico Chaos A.D. en el cual tímidamente comenzaron a introducir elementos autóctonos de su natal Brasil, ganándose con ello no solo la atención de los fanáticos de la música extrema.
Con Roots no solo llevaron más allá su propuesta de unir la música de su tierra con la que hasta ese momento estaban haciendo, sino conceptualizarla apartándola de los clichés que hasta esa época se tenían en la música extrema (muerte, asesinatos, satanismo, etc.) haciendo de este disco un reflejo de lo bueno y malo que tenía (y aún tiene) Brasil. La banda estaba en su pleno apogeo en cuanto a ejecución siendo los más destacados los hermanos Cavalera: Max canto en este disco como jamás había cantado y no lo ha superado, e Igor toco tan bien la batería que a todo baterista que conozco y le nombro este disco, siempre hacen una reverencia.
Un cambio significativo fue el rumbo que tomaron musicalmente en cuanto al lado extremo se refiere, apartándose cada vez más del death/trhash metal de sus inicios, con Roots probaron otro tipo de ritmos, comenzando a coquetear con lo que en ese entonces se llamó “power-metal americano” y que hoy en día se refieren más como “groove-metal”. En Roots también se pueden oír fácilmente influencias de ritmos como el reagee-dub (que posteriormente Max Cavalera ampliara más en su banda Soulfly), punk agresivo y otras sonoridades que dieron al disco el estatus de clásico.

    El disco es una completa experiencia musical en todo el sentido de la palabra, caracterizado por una violencia musical presente en la mayoría de los tracks y que en pocos y oportunos momentos es sosegado por unos instantes. Roots comienza con la enérgica "Roots Bloody Roots" una canción que es prácticamente un clásico de la música rock en general. Su riff tan sencillo y marchoso ha sido copiado hasta la saciedad, es imposible oír la canción sin al menos moverse un poco a su ritmo. Ritmos completamente rockeros ("Cut-Throat", “Spit”, “Dusted”) conviven con cosas más alejadas como un punk hardcore ("Dictatorshit"), canciones con leves toques étnicos ("Attitude", "Breed Apart", "Ambush", "Endangered Species") hasta experimentos sonoros con resultados que van de lo curioso a lo notable: "Straighthate" es literalmente una canción de reggae con guitarras metaleras, solo hay que fijarse en el ritmo de la batería y el bajo para darse cuenta que no estamos ante la típica canción metalera-marchosa. Un experimento en el que Sepultura sale muy bien parado, dejando en evidencia el excelente estado creativo que tenían en ese entonces. "Lookaway" viene a ser otra arista del lado experimentador que tiene el disco, una canción con invitados más que especiales (DJ Lethal, Jonathan Davis y Mike Patton) y que tiene toda clase de influencias, la cual hacen de ella un coctel sonoro no apto para mentes cerradas en cuanto a música, recomendada oírla con audífonos (aun a 11 años siempre le descubro algo nuevo). "Jasco" es un instrumental de Andreas Kisser a la guitarra acústica que cae como un respiro entre tanta agresividad y que sirve de abreboca a "Itsári", una verdadera sorpresa en su época: una canción que Sepultura compuso, toco y grabo en vivo en plena selva del Mato Grosso junto a la tribu indígena de los Xavantes, con solo guitarras acústicas y percusión autóctona, de solo oírlo podemos evocar el sentimiento que seguramente se respiraba en el ambiente al grabarla. Para terminar, si alguna canción representa al disco en general esa seria "Ratamahatta", literalmente la más bizarra de todo el álbum, una samba maldita, cantada en portugués con un riff de guitarra que competiría fácilmente con un terremoto. Es aquí donde todo el espíritu indígena y metalero de la banda se suelta a flor de piel y nos brindan 4 minutos y medio de lo que sería la banda sonora ideal de una comparsa de carnaval en el infierno.
    Anécdotas aparte, en mis viajes a Santa Elena de Uairen y Rio de Janeiro era uno de los discos que más oía, y en una de las peas más salvajes que me he echado, hicimos una fogata y 8 borrachos junto conmigo pusimos "Itsári" cantándola a grito pelao en el cerro que está cerca de mi casa.
    A pesar de estar en estos momentos muy alejado del metal (o al menos con respecto a esa época) es un disco que nunca me cae mal oírlo, siempre está entre mis discos más oídos y nunca me decepciona. A quien no lo ha oído, que lo oiga al menos una vez sin arrugar la cara por la banda, a quien lo oyó es buena ocasión para revivirlo, y a quien le guste como yo, ¿que estas esperando para ponerlo mientras lees esto?
    para leer tambien:

    jueves, 10 de marzo de 2011

    Jely y sus amig@s

    Me gusta cuando Jely trae a sus amigos y amigas a la casa y puedo compartir un rato con todos.
    Y que nadie piense mal de mí afirmación, ni siquiera en plan bromista, es solo que compartiendo con la gente de mi hija, puedo llegar a conocerla mejor, tener la confianza para saber si está bien o mal con que solo me diga con quien anda, y por supuesto en el caso de los chamos, saber los posibles futuros pretendientes-zamuros que tendrá en un futuro.
    Más que nada, me gusta pasar tiempo de esta forma porque Jely siempre me cuenta lo bien que hablan entre ellos de la relación padre-hija que nosotros tan bien llevamos, sin que ello represente que con ello hago una especie de ejercicio masturbatorio de mi ego, simplemente soy tan al natural con ellos como lo soy con Jely.
    En mi caso detestaba que mis amigos conocerían a mi padre, no porque me avergonzara, al contrario, con todo y las reservas que tengo hacia mi padre estoy orgulloso de él y de lo que hizo por nosotros, pero si mi padre era huraño con nosotros sus hijos, mucho más lo era con ellos, llamándolos con motes como “ciudadano”, “amigo”, “señorita”, etc. Siempre mantuvo (aun hoy en día) ese aire de ser una persona de poco alcance y más de una vez me preguntaron si era policía o algo así.
    Yo, de las lecciones que aprendí de él y de las que he hecho lo contrario, siempre me he mostrado amable con ellos y ellas cuando me los consigo aquí en la casa haciendo tareas con Jely o jugando, trato de bromear un poco con ellos, mostrarme accesible y hasta intentar ponerme a un nivel cercano a ellos, que de alguna forma y por algunos momentos, se sientan en la libertad de ser ellos tal como Jely lo es conmigo todo el tiempo, más que nada porque en algunos casos veo que también tienen en casa un papa que es un semi-dios inalcanzable y al que poco o nada pueden tener confianza.
    Siempre me gusta preguntarle a Jely por la impresión que se llevan de aquí, y en la mayoría de los casos siempre pasa que al principio parezco un ogro pero termino siendo pana “tu papa es bien chévere” es más o menos el comentario general, y eso hace que Jely tenga aún más y mejor autoestima para ella.

    miércoles, 9 de marzo de 2011

    Good boss / Bad boss

    Hoy tuve que ser el superior regañón…
    Durante mi vida laboral, he tenido varios empleos y por consiguiente varios jefes. En general han sido personas (hombres y mujeres) con los que se ha podido hablar y dialogar, al menos en la mayoría de los casos. A todos ellos los vi en épocas buenas y malas, y de todos aprendí una que otra lección en cuanto a que hacer y qué no hacer a la hora de gerenciar personal.
    Hoy me toco. Aunque no ejerzo ningún cargo gerencial oficialmente, hoy en día he generado tal grado de confianza en mi oficina que solo debo rendir cuentas cada cierto tiempo de lo que hago, todo sin tener que tener a alguien respirándome la nuca vigilando cada movimiento que haga. A la par de esto, me ha tocado últimamente estar al pendiente de gente que trabaja conmigo, en aras de que los proyectos que llevamos tengan una supervisión más detallada.
    Como todo en esta vida hay que hacerlo uno mismo para que salga bien, sentí de nuevo la mala espina de que algo malo pasaría cuando este pana en cuestión (no diré nombres) tenía que entregar cierta cantidad de cosas pendientes, y no solo se daba la bomba del siglo sino que de paso para el todo era imposible cuando yo mismo sé que se podía.
    Total que al acercarse la fecha de entrega, hubo que presionarlo y supervisarlo de modo rudo, y me toco a mi hacerlo. Sabiendo que no lograría nada con este pana presionándolo de mala manera, hable con el muy aparte y le explique la situación, tal como mis anteriores jefes muy poco o nunca hicieron. Recibí apoyo del carajo a tal grado que hasta su casa se llevó el trabajo y logro terminarlo a tiempo.
    No creo que exista una técnica única de trabajar bajo presión, y tampoco creo que exista una sola clase de reacción (buena o mala) a dicha presión, lo que sí creo es que una honesta y sana conversación puede hacer más que un regaño precipitado y fuera de lugar.

    lunes, 7 de marzo de 2011

    Catfish: la verdadera cruda verdad

    Catfish es un documental del año pasado del que estuve pendiente cuando salió pero que luego le perdí la pista. Logre verlo hace poco cómodamente en el ipod y sin ser tampoco el mejor documental que he visto, si hizo que pensara en el tema de su trama.
    La trama de Catfish (o "Bagre", título que solo se explica al final de la película) nos sitúa en el no tan lejano 2007, cuando Nev Schulman, un fotógrafo de NY recibe un óleo pintado de una de sus fotografías, descubriendo sorprendido que la autora de dicha pintura es una niña de 8 años llamada Abby, entre ambos comienza un incipiente amistad virtual, intercambiando emails y mensajes, a la vez que Abby pinta en óleo las fotografías que Nev le envía cada cierto tiempo. Con el correr de las semanas, Nev se hace amigo por Facebook del resto de la familia de Abby: su madre Angela (MILF), su padre y sobre todo de su media hermana Megan, de 18 años. La naturalidad de la relación entre Nev y la familia de Abby hace que su hermano Rel y su amigo Henry comiencen a documentar todo para realizar un documental acerca de las relaciones interpersonales en línea. Mientras eso ocurre, Nev comienza a tener más y más contacto con Megan, hasta el punto de comenzar una relación a distancia, con todo lo que ello implica.
    MEGA SPOILERS, SI VAS A VER LA PELICULA Y NO QUIERES SABER NADA NO SIGAS.
    Todo va bien hasta que Nev comienza a interesarse más y más por Megan, incluso hasta conseguir un trabajo de fotografía relativamente cerca de la casa de la familia con la consecuente invitación para encontrarse. La familia los embarca y mientras conversan acerca del hecho, descubren que canciones que Megan canta en vivo a Nev y le ha enviado son meras copias de videos del YouTube y similares. Esto los hace despertar y deciden llegar y ver que es real y que no.
    Luego de un trajinoso viaje, llegan a la casa de Abby y todo se vuelve más extraño de lo que pensaban: nadie es como las fotos que les enviaron (solo Abby), Angela (una mujer regordeta de 40 años) es quien pinta los oleos que son enviados a Nev, y a la vez es Megan y 15 perfiles más de Facebook que hacen las veces de conocidos de ellas y les dan más credibilidad. Para más, Angela es una mujer frustrada que vive con un esposo un tanto disociado, y dos hijastros con problemas mentales (por decir lo poco).

    el amor y la ladilla, hace que hagamos abobinaciones como este montaje, si, he hecho cosas asi y peores

    La mera verdad el tema no es nada nuevo, he visto ejemplos de personas así desde que tengo memoria en la internet (el más frito? un carajo que decía que era Igor Cavalera supuestamente arrecho conmigo por el post que hice, me tuvo 6 días troleando con groserías)
    Los motivos que tiene la gente para hacer esto son variopintos y realmente no podría establecer un patrón fijo, digamos que cada quien se tripea su locura a su modo. Y eso estaría bien si no fuese el caso de que con dichas locuras, estamos de modo directo o indirecto, afectando la vida de los demás.
    Pero tampoco se puede decir que Nev está ausente de toda culpa, hay una escena muy particular que explica mi punto y es cuando ya comenzando a descubrir la literal maraña de mentiras que Angela ha construido para tapar su cuestión, él se queja de que es una floja porque nunca busco unas cartas que le envío y que estaban en el buzón de correo que Angela les había dado como de ellos, "tan floja que te engaño por 8 meses" le dice su hermano mitad chalequeando mitad en serio, y él les responde "no me engañaron, solo me dijeron cosas que nunca me moleste en cuestionar".
    El documental está muy bien hecho y narrado, utilizando recursos como el Facebook, YouTube y Google Earth hace que de algún modo nos sintamos más cercanos e identificados con lo que sucede.
    Luego de verla y tratando de leer información acerca de la película, he leído que gente como Morgan Spurlock (director y protagonista del documental Super Size Me), Zach Galifianakis (el barbudo actor de The Hangover y Due Date) entre otros alegan que el documental es falso, y razones no les faltan porque aunque sea muy bueno el guion (de ser falso) hay cabos sueltos que de ser ciertos los hechos no encajarían. Igual falso o verdadero lo que se muestra allí es una muy lamentable cara de la realidad que no podemos negar.
    Recomendado al pelo.

    T Facebook Favorites More

     
    Powered by Blogger