sábado, 7 de mayo de 2011

Jely: carta para mi hija adolescente

Mi muy amada Jely, mi hija, mi Jelysauria.
A veces me toca sentarme y reflexionar un poco acerca del papel que llevo en tu vida y también el que tu llevas en la mía, esas reflexiones la mayoría de las veces siempre han tenido un matiz positivo y aun en las más negativas de dichas reflexiones, jamás he tenido que visualizar un panorama que no sea así.
Y aunque este sea un caso como ese, esta reflexión viene acompañada de un cumulo de experiencias contigo que no han sido tan satisfactorias como las anteriores.
Estas cambiando, y el ritmo de tus cambios va mucho más veloz que el ritmo de mi capacidad para entender dichos cambios y poder canalizarlos. Para bien y para mal, ya no eres la niña aquella que solía reír con una mueca de mi cara, que se conformaba con un helado para que la vida cambiara 180 grados, que vivió cada una de sus etapas con plenitud y que a pesar de mucho que pudiera verse como en contra, al menos que yo y los que te queremos sepamos fuiste una niña muy feliz.
Porque, admitámoslo, de una u otra manera has heredado (aunque parezca mentira por razones evidentes) mucho de mi carácter rebelde, mucho de aquello que me hizo ser un adolescente extraño y poco amable para con mi padre, ese con el que aun hoy en día no tengo la mejor de las relaciones.
No digo que tendremos una relación así, para nada. Aprendí mucho de mi experiencia como hijo para aplicarlo contigo y afortunadamente ha rendido sus frutos. Tenemos una relación única y eso, a pesar del tiempo, distancia y muchos otros factores que podrían socavarlos, solo ha cambiado para bien.
Tú has sido para quien esto escribe la más maravillosa de las experiencias de la vida, el viaje más importante de todos cuantos he realizado hasta ahora. Ha sido todo eso y mucho más lo que me une a ti en formas de amor que aún no han sido descubiertas.
Mucha gente que conoce la historia de tu origen en mi vida siempre me termina preguntando, ¿por qué? ¿Qué hiciste tú para que yo te quiera de esta forma?
Creo que al final no se trata solo de ser tu padre, al final se trata de cuanto nos necesitamos mutuamente, tu que necesitas un eslabón en la muy complicada ruta a lo que pretendemos llamar adultez y que no es sino la manera en que lidiamos con todo lo que nos viene encima una vez que crecemos, trabajamos, amamos y nos damos cuenta que Santa Claus es solo tu papa haciéndose el pendejo con los regalos. ¿Yo que necesito de ti? Tu inocencia, tu manera de ver la vida, tu amor por cada cosa que te rodea, tu espíritu libre de todo aquello que pretendemos llamar madurez, tu bondad desinteresada por todos los que te rodean, tu calidez que recibes por eso que brindas cada día a quienes estamos en tu vida.
Seguiré siendo tu guía en la medida en que me necesites y dejes, porque tú seguirás siendo para mí la demostración de que el amor verdadero (no ese que nos venden en las películas o en los comerciales) no se trata de cuanto des, sino de cómo y cuándo darlo en los momentos que se necesite más.
Te quiere, tu viejo (no tan viejo)

8 comentarios:

mery dijo...

Hola! Qué tal? Espero que muy bien :)
Estaba navegando de sitio en sitio y me encontré con tu blog. Ya que estoy aquí quisiera hacerte una recomendación a ti y a los que te visitan, sobre una página que me pareció muy buena, y que probablemente te vaya a gustar.
Podrás encontrar información sobre los mejores artistas, acceder a su biografía, datos curiosos, fotos y lo mejor es que podrás descargar música gratis, directo a tu computadora.

Espero que lo encuentres interesante, chequéalo tu mismo.

que pases bien =D

Aquí te dejo el link: http://www.ofertilandia.com/

Anónimo dijo...

que hermosas palabras y que rico poder expresar los sentimientos sobre todo cuando se trata de algo super importante como lo es una hija(o)y sobre todo en esta etapa en la cual se buscan muchas respuestas y a la vez satisfactorio para uno como padres el poder estar ahi cuando ellas te neseciten.felicitaciones PAPA.

laptops dijo...

Carlos Me gusto la carta , Es muy sincera y ademas muestras una parte que muchos no conocian.

canciones nuevas dijo...

Que linda , Suena muy interesante.

Anónimo dijo...

estas palabras son practicamente lo que yo quisiera decirle a mi nena (que va que vuela para ser una mujercita). Para mi sigue siendo mi bebe pero yo hace algun tiempo deje de ser su Superman. Ahora no puedo hacer mas que poner cara de serio cuando la visita algun amiguito... Antes era fiesta y algarabia cada que yo llegaba del trabajo... ahora a sus 13, si acaso solo es un "hola papá" y clavarse de nuevo en el chat...Por eso debemos dispfrutar cada etapa que vivimos con ellos...crecen deasiado rapido....

metro88 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adrian Alejandro dijo...

Estoy enamorado de Jely !!!!!

Anónimo dijo...

Lo q toda hija en una edad difícil de entender debe saber gracias

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger