viernes, 6 de mayo de 2011

Reflexión trasnochada (I)

Hay mucho que puedo decir que he aprendido en lo que llevo de esta vida, pero así como puedo afirmar eso con humildad y respeto, también puedo perfectamente afirmar que me falta mucho aun por aprender.
Toda esta reflexión me llega porque aún no logro entender del todo mucho del comportamiento que se supone tenemos los seres humanos para con nosotros mismos. Por un lado queremos ser las mejores personas del mundo y por el otro estamos literalmente aniquilándonos lentamente, en forma de desidia, falta de consciencia (desde muchos tipos de vista) entre otros asuntos que merecerían un mayor análisis.
No quiero erigirme como una especie de juez que ve todo desde un punto de vista superior, no es mi idea ni lo será; solo soy alguien que desde un nivel equitativo con quienes me rodean alzo una voz que tal vez jamás sea escuchada o leída, para que así al menos pueda sentirme bien conmigo mismo de no haberme quedado en silencio frente a tanto que sucede.
Sé que en algún punto de la humanidad veremos a esta época como una especie de etapa semi-oscura, donde si bien tuvimos grandes avances desde muchos ángulos, también esos mismos avances hicieron que irónicamente, seamos cada vez menos humanos.
Soy optimista (solo un poco, no exageradamente) pero cada vez mi esperanza se torna a menos, ojala me equivoque.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger