Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2011

Pixel Wars: cuando el programador ya no programa...

Cuando leemos eso de que “el mejor currículo es la experiencia” se tiende a reaccionar como si eso fuese una exageración o un invento de la gente para desprestigiar a los estudios, pero basta con que uno entre en pleno campo laboral para darse cuenta de que lejos de ser exagerada dicha afirmación, se queda corta frente a lo que enfrentamos.
El épico día, donde en la cima del Chimborazo, jure ante dios y la patria dedicarme a la informática de lleno, pensé erróneamente que la mayor parte de mi día a día de trabajo lo dedicaría a programar o en todo caso a probar las cosas que hacía en ese tema. Lejos atrás quedaron esas épicas tardes con mi hermano del alma Pacheco, compañero en mi anterior trabajo, donde frente a un pizarrón debatíamos las mil y un formas de cómo hacer que las loqueras que planeábamos funcionaran. Y no es que allí hice solo programar, no, más bien ese fue el comienzo de lo que a continuación describo.
He descubierto que estoy muy lejos de ser plenamente desarrollador …

Religión: La humildad vs la soberbia (III)

Todo lo que sucede en Oslo por estos días (y que en honor de la verdad no me apetece demasiado copiar y pegar aquí) merece en mí una reflexión acerca del papel que las religiones cumplen en este planeta, y que desde mi punto de vista padecen de un mal que poco a poco se está apoderando de cada una de ellas: la falta de humildad y la exagerada soberbia de creerse dueños de la verdad y no aceptar que los demás no piensen igual.
Si hay algo que realmente adverso de las religiones (al menos de las más importantes y difundidas en el mundo) es esa manía por discriminar de una forma u otra a todas aquellas personas que no sigan sus creencias, llamándolos herejes, infieles; calificándolos de malas personas a priori sin que para nada cuenten sus acciones o los hechos más allá de lo que cree o no cree.
Hace mucho que deje de ser ateo, mas no creo en dogmas y por eso es que me alejo cada vez mas de ellos (por diversas y variadas razones). Si hay algo de lo que estoy plenamente convencido es que …

Jely: nueva liceista

Cuando hace ya casi 9 años lleve a Jely a su primer día de pre-escolar, poco o nada sabía de cómo sería su vida escolar durante los años siguientes. Es cierto que debido a su inteligencia temprana pude haber hecho alguna que otra predicción pero nada me decía del cómo se iba a comportar en un ambiente que para ella en ese entonces era desconocido: la escuela.
Hoy, casi 9 años después de ese día, no solo se de lo que Jely es capaz y de lo que no académicamente hablando, y me siento orgulloso de decir que no es solo capaz de hacer lo que ella quiera si se lo propone, sino que tanto esfuerzo de su parte y de parte de nosotros toda su familia se ve recompensado en días como hoy y en detalles como sus reconocimientos al mérito académico.
Hoy fue el acto de graduación de sexto grado para ella, el fin de una etapa y el comienzo de otra. No es solo que Jely ya deja de ser una niña para poco a poco convertirse en una adolescente y luego en una mujer, sino (como todos aquellos que pasamos por e…

Transformers 3: el porqué no la pasaran aquí en Venezuela y como la película vale la pena solo 1/3

La saga de Transformers y su macho-vernáculo director Michael Bay se ha convertido desde su salida en un tópico cuando de hablar mal del cine de acción se refiere. Si bien la primera tuvo sus momentos entretenidos y fue una película dentro de todo disfrutable, la segunda tuvo tantos desaciertos (no solo de trama como alude el testosneronico Bay) que es el mejor ejemplo de como una película puede tener tanto presupuesto y tanta gente trabajando en ella, y aun asi resultar ser todo un despropósito.
Aun así, tenía la esperanza de que la tercera al menos llegara al nivel de la primera y me disponía a verla en el cine, en 3D, comprarme mi merchandising (muñecos, franelas, pruebas de embarazo, enemas, etc.) Hablo en pasado porque lamentablemente Transformers: Dark of the Moon fue cancelada de un día para otro de los estrenos en la cartelera nacional. Enseguida se conoció la noticia, salieron por diferentes redes sociales las más diversas teorías acerca del porque no se exhibiría aquí en Ven…

Hugo Sánchez y las declaraciones que todo el mundo comento y nadie vio

La pasada semana, en pleno fervor patriótico por eso que se denominó Bicentenario y que no fueron (en su mayoría) sino actos meramente politiqueros, el país entero leyó por los más diversos medios las declaraciones de Hugo Sánchez (un muy nefasto personaje), en contra de la selección nacional de futbol (aka “la vinotinto”) las cuales rezaban (en todos los cables) lo siguiente:
Venezuela antes jugaba de blanco, luego de recibir tanto palo salían ensangrentados y por eso su camisa es vinotinto, los jugadores venezolanos prefieren jugar por España o Portugal, ni locos juegan en Venezuela, es que acaso es mentira que históricamente los venezolanos han sido mediocres?Como es lógico pensar, apenas salió esto a la luz cientos de personas comenzaron a inundar las redes sociales y demás con mensajes despectivos e insultantes para con este personaje, de hecho así fue como vine yo a enterarme de lo que había sucedido. Que todo eso se diera en el 5 de julio, día de la independencia del país solo v…

¿Bicentenario? ¿bicentenario de que?

Durante todos estos días hemos estado viviendo un frenesí patriótico con la conmemoración de los 200 años de la declaración de independencia del país. Todo esto ha despertado en todo el país (muy independientemente de la tendencia política que se siga) un sentimiento nacionalista que en algo hacía falta en tiempos tan turbulentos como los que vivimos.
Todo lo anterior pudiera exponerse como positivo si no fuese por el matiz político que de ambos bandos de lo que hoy en día se conoce como política y que no es más que la radicalización de las posiciones, le han dado a la misma. Por supuesto el gobierno se ha dado a la tarea de vendernos la idea de una patria que nunca fue completamente soberana en estos 200 años, y que increíblemente (gracias a ellos claro está) nos estamos librando de lo que sería el nuevo yugo esclavizador: el consumismo y el dominio imperial.
En mucho me parece un descaro oír y leer semejantes sandeces, pero es mi opinión y tal vez no concuerde con mucha gente (aunqu…