lunes, 25 de julio de 2011

Pixel Wars: cuando el programador ya no programa...

Cuando leemos eso de que “el mejor currículo es la experiencia” se tiende a reaccionar como si eso fuese una exageración o un invento de la gente para desprestigiar a los estudios, pero basta con que uno entre en pleno campo laboral para darse cuenta de que lejos de ser exagerada dicha afirmación, se queda corta frente a lo que enfrentamos.
El épico día, donde en la cima del Chimborazo, jure ante dios y la patria dedicarme a la informática de lleno, pensé erróneamente que la mayor parte de mi día a día de trabajo lo dedicaría a programar o en todo caso a probar las cosas que hacía en ese tema. Lejos atrás quedaron esas épicas tardes con mi hermano del alma Pacheco, compañero en mi anterior trabajo, donde frente a un pizarrón debatíamos las mil y un formas de cómo hacer que las loqueras que planeábamos funcionaran. Y no es que allí hice solo programar, no, más bien ese fue el comienzo de lo que a continuación describo.
He descubierto que estoy muy lejos de ser plenamente desarrollador web como pensaba era, y ahora me he convertido en psicólogo, mediador, abogado, agente del orden, detective y demás oficios diversos muy ajenos a pensar si ese archivo css esta atachado o no, o si esa función JavaScript está bien y no es lo que está jodiendo el compilado.
No es que no programe ahora, nada que ver, pero programar ocupa menos del 30% de mi quehacer laboral, yéndose mi demás tiempo en leer y traducir incidencias, requerimientos, cambios y demás que cada cliente envía (con prioridad individual para cada uno pero con alta prioridad si se le pregunta a cada uno de ellos), también en hablar y reunirme con esa gente, exponer los porque se están haciendo las cosas de una X, Y, Z ó ∑ manera, tratar de que entiendan que los códigos no pueden hacer que las webs hagan milagros o magia, eso entre otras tareas que han hecho que programar (ese arte de sentarse y abstraerse en un mundo tan geek y solitario que uno no quiere salir de allí) sea un placer cada vez menos frecuente.
Yo la verdad disfruto con cada función que he realizado hasta ahora (desde diseño hasta gerencia y ventas) pero si debo quedarme con una preferiría programar tranquilamente, con música chévere sin tener que oír quejas como que un botón esta corrido 2 pixeles a la derecha.

domingo, 24 de julio de 2011

Religión: La humildad vs la soberbia (III)

Todo lo que sucede en Oslo por estos días (y que en honor de la verdad no me apetece demasiado copiar y pegar aquí) merece en mí una reflexión acerca del papel que las religiones cumplen en este planeta, y que desde mi punto de vista padecen de un mal que poco a poco se está apoderando de cada una de ellas: la falta de humildad y la exagerada soberbia de creerse dueños de la verdad y no aceptar que los demás no piensen igual.
Si hay algo que realmente adverso de las religiones (al menos de las más importantes y difundidas en el mundo) es esa manía por discriminar de una forma u otra a todas aquellas personas que no sigan sus creencias, llamándolos herejes, infieles; calificándolos de malas personas a priori sin que para nada cuenten sus acciones o los hechos más allá de lo que cree o no cree.
Hace mucho que deje de ser ateo, mas no creo en dogmas y por eso es que me alejo cada vez mas de ellos (por diversas y variadas razones). Si hay algo de lo que estoy plenamente convencido es que las religiones deberían tener un poco más de humildad, amen de no solo aceptar que existen otros pensamientos acerca del mismo tema (que de una u otra forma van todos hacia un mismo camino) y que muy lejos de alejarnos (más aun de lo que nos aleja como seres humanos y que nada tiene que ver con religión) deberíamos comenzar a estrechar lazos entre esas creencias, no con el fin de que se amalgamen y se forme una creencia única, sino de que al menos eso no sea motivo para que venga alguien y se crea con la verdad en sus manos para señalar a alguien de forma despectiva (caso ligero) o realizar acciones violentas en nombre de una creencia especifica (caso extremo).
Quienes leen esto y tienen creencias religiosas arraigadas, dense cuenta que el evangelio y divulgación de dichas creencias no es sino un modo de captación y control, más allá de que sientan que lo que creen es la más pura de las verdades. Si alguien esta descarriado en la vida y encuentra en la religión un sosiego, perfecto, pero dejen que sea esa persona quien descubra esa verdad y no vengan a joder un domingo en la mañana cuando lo que quiero es descansar.
Dios (si existe) no debería tener un único camino a seguir, y si es así que lo manifieste y no dependamos de un factor tan volátil y poco dado a la veracidad como la fe para señalar a la gente por sus creencias o su falta de ellas, ya que eso (pienso yo) si va en contra de todo principio religioso.

martes, 19 de julio de 2011

Jely: nueva liceista

Cuando hace ya casi 9 años lleve a Jely a su primer día de pre-escolar, poco o nada sabía de cómo sería su vida escolar durante los años siguientes. Es cierto que debido a su inteligencia temprana pude haber hecho alguna que otra predicción pero nada me decía del cómo se iba a comportar en un ambiente que para ella en ese entonces era desconocido: la escuela.
Hoy, casi 9 años después de ese día, no solo se de lo que Jely es capaz y de lo que no académicamente hablando, y me siento orgulloso de decir que no es solo capaz de hacer lo que ella quiera si se lo propone, sino que tanto esfuerzo de su parte y de parte de nosotros toda su familia se ve recompensado en días como hoy y en detalles como sus reconocimientos al mérito académico.
Hoy fue el acto de graduación de sexto grado para ella, el fin de una etapa y el comienzo de otra. No es solo que Jely ya deja de ser una niña para poco a poco convertirse en una adolescente y luego en una mujer, sino (como todos aquellos que pasamos por esa etapa sabemos) el comienzo casi siempre difícil de una nueva forma de recibir educación, dejando atrás todo lo fácil de la primaria y preparándonos de alguna forma para nuevas y más exigentes etapas académicas.
El acto en si no tuvo mayor diferencia de los anteriores, caracterizándose eso si por un fuerte calor que lo hizo un poco más tedioso de lo habitual, mas sin embargo eso no impidió que acudiéramos a dicho acontecimiento sin falta alguna. Al comenzar lo típico: entrega de diplomas y medallas, entrega de reconocimientos y luego una sucesión de actos culturales donde Jely participó activamente en dos de ellos, un baile de tambor que no entendimos bien el porqué de las vestimentas y uno donde su vena histriónica salió a relucir dándole vida a Josefa Camejo en una especie de remembranza de mujeres importantes de la historia patria.
mi muchacha y su pandilla

Luego de allí vinimos a la casa y viendo fotos viejas recordamos lo mucho que ha crecido en estos últimos años, por supuesto chalequeándola y haciéndola sonrojar como nunca. Acto seguido, ella y yo nos fuimos a almorzar a un restaurant de reciente apertura por la casa, donde además de almorzar con un hambre animal (eran casi las 4 pm) nos dedicamos a tener otras de esas adultas, serias y muy trascendentales conversaciones que a veces sostenemos, centrándonos en lo que está por venir en su vida, cerrando así un día casi perfecto de esos que no suceden muy a menudo.
izquierda: su graduacion de kinder, derecha: su graduacion de 6to, 6 años de diferencia...

Confío plenamente en que Jely saldrá airosa de las etapas que vienen (académicamente hablando me refiero aquí) pero también sé que algunas veces deberé estar allí para asistirla o guiarla, y que ella cuenta tanto conmigo como con toda nuestra familia.
Mención aparte se merece mi sobrina Melanie quien aparte de pasar a 1er grado, hizo de su acto de Danza Kuduro algo memorable para quienes la vimos.

domingo, 10 de julio de 2011

Transformers 3: el porqué no la pasaran aquí en Venezuela y como la película vale la pena solo 1/3

La saga de Transformers y su macho-vernáculo director Michael Bay se ha convertido desde su salida en un tópico cuando de hablar mal del cine de acción se refiere. Si bien la primera tuvo sus momentos entretenidos y fue una película dentro de todo disfrutable, la segunda tuvo tantos desaciertos (no solo de trama como alude el testosneronico Bay) que es el mejor ejemplo de como una película puede tener tanto presupuesto y tanta gente trabajando en ella, y aun asi resultar ser todo un despropósito.
Aun así, tenía la esperanza de que la tercera al menos llegara al nivel de la primera y me disponía a verla en el cine, en 3D, comprarme mi merchandising (muñecos, franelas, pruebas de embarazo, enemas, etc.) Hablo en pasado porque lamentablemente Transformers: Dark of the Moon fue cancelada de un día para otro de los estrenos en la cartelera nacional. Enseguida se conoció la noticia, salieron por diferentes redes sociales las más diversas teorías acerca del porque no se exhibiría aquí en Venezuela, apuntando a que la película contenía escenas donde se mencionaba a Venezuela de forma despectiva y/o al gobierno de turno (la verdadera razón o al menos la que se conoce como más coherente la digo al final de este post) en un fenómeno similar al de The Expendables, que hasta el sol de hoy no ha tenido un estreno de cine en Venezuela como dios manda, todo por un rumor que al ver la película lamentamos que no fuese cierto. Así que no me quedo otro remedio que conseguirla en calidad “veible” para poder ver si esto era cierto o no.
SPOILERS
Transformers: Dark of the Moon puede dividirse fácilmente en 3 actos (las dos horas y media de la película dirían que pudieran ser mas) fácilmente reconocibles una vez vista: el comienzo y posterior descubrimiento del encubrimiento del gobierno de USA de que las misiones Apolo solo eran una cubierta para ir a la luna y traer material de una nave Autobot que esta estrellada en la luna (1er acto) la ida a la luna para recuperar dichos artefactos, la resurrección de Sentinel Prime y sus acciones posteriores (2do acto) y la batalla final en pos de activar o desactivar el dispositivo que traerá a Cybertron cerca de nuestro planeta (3er y último acto).
de las pocas escenas que me gustaron mucho en la primera parte: Optimus conociendo a Buzz Aldrin (el de verdad haciendo un cameo, una de las ventajas de ser de las pocas personas en ir a la luna, al menos fisicamente)

Los dos primeros son una muestra clara de la falta de tacto que tiene Bay a la hora de planificar su película: todas las mujeres están explotadas de buenas, todos los tipos chistosos lo son hasta reventar las bolas de quienes vemos las películas, todas las explosiones son exageradamente gráficas, todo tiene que tener un matiz épico, etc. En cuanto a la trama, los dos primeros actos no se diferencian mucho en lo que las películas anteriores nos dieron: mucho edulcoramiento, mucha trama innecesaria y clichosa, todo en aras de dejar lo mejor para el final.
La batalla final (me cuesta admitirlo) es una de las mejores que yo haya visto en una película, no solo estuvo bien filmada sino que se nota que sí tuvieron tiempo para planificarla y ejecutarla lo mejor posible. La escena del edificio cayendo se veía muy buena en el tráiler y no me decepciono. Los personajes secundarios hacen de las suyas en esta última batalla, dejando de lado las explosiones exageradas (las hay pero digamos que no pegan tanto en la retina como las anteriores) como el uso exagerado de las cámaras lentas (esas que tanto critican hoy en día y que siempre han existido).
ya al menos las escenas de peleas entre robots no se ven como una mala tripa de crack con red bull

Literalmente sale un montón de gente: los habituales de esta saga Shia LaBeouf (soso como siempre, no me convence el trabajo de este carajo), Josh Duhamel (deberían darle más papeles a este carajo, tiene presencia en la pantalla), John Turturro (mucho menos exagerado que en la segunda y dentro de todo bien actuado), Tyrese Gibson (al final tiene unas escenas para el solo pero no logra comérselas), acompañados por algunos actores que comienzan en esta saga: Patrick Dempsey (su actuación es decente pero el personaje es de lo peor, sin patas ni cabeza), Frances McDormand (verla en este tipo de films es raro, su papel es una especie de Hilary Clinton en crack), John Malkovich (otro que fue, hizo sus escenas y sobro su chequesote, hace del jefe de Sam y solo sale como en 3 escenas), Ken Jeong (el chino de The Hangover que es el motivo de que escribí que los personajes chistosos rompían las bolas aquí) y la muy seguramente más comentada Rosie Huntington-Whiteley (no llena los zapatos de Megan Fox, tiene presencia pero creo que un cartón de anime pudo haber transmitido más sentimientos, es un muy explotado jarrón chino para esta película).
FIN SPOILERS
"...coño pero Megan fox si esta cambiada ahora con ese pelo rubio...como es la vaina?"

Al menos (hasta ahora) no la colocare entre las películas más malas de 2011, principalmente por ese último acto que medio la redime entre todo. Si la llegan a estrenar en el país pudiera verla en 3D para ver el trabajo que se hizo en ella en ese sentido y que han criticado en extremos (he leído que es muy bueno o que es muy malo, nada intermedio).
Para terminar, el Spoiler esperado: no hay escenas anti-bolivarianas en la película y la razón de no traerla fue por un conflicto entre Paramount Pictures, las distribuidoras de cine de acá y CADIVI, debido a que supuestamente no quieren que las ganancias de la película queden retenidas y no puedan salir. Si llega a salir a la luz la razón principal editare esto y la colocare.

sábado, 9 de julio de 2011

Hugo Sánchez y las declaraciones que todo el mundo comento y nadie vio

La pasada semana, en pleno fervor patriótico por eso que se denominó Bicentenario y que no fueron (en su mayoría) sino actos meramente politiqueros, el país entero leyó por los más diversos medios las declaraciones de Hugo Sánchez (un muy nefasto personaje), en contra de la selección nacional de futbol (aka “la vinotinto”) las cuales rezaban (en todos los cables) lo siguiente:
Venezuela antes jugaba de blanco, luego de recibir tanto palo salían ensangrentados y por eso su camisa es vinotinto, los jugadores venezolanos prefieren jugar por España o Portugal, ni locos juegan en Venezuela, es que acaso es mentira que históricamente los venezolanos han sido mediocres?
Como es lógico pensar, apenas salió esto a la luz cientos de personas comenzaron a inundar las redes sociales y demás con mensajes despectivos e insultantes para con este personaje, de hecho así fue como vine yo a enterarme de lo que había sucedido. Que todo eso se diera en el 5 de julio, día de la independencia del país solo vino a empeorar las cosas, ya que de por si el natural sentimiento de rechazo a declaraciones como esta, fue acrecentado por el sentimiento patriótico que se sentía en el ambiente, todo un coctel mortal.
Ese mismo día quise buscar un video que corroborara dichas palabras, ya que en los cables se mencionaba que había dicho eso en un programa de televisión en USA, pero no tuve éxito y comencé a sospechar un poco de la veracidad del hecho.
En los días posteriores en diversas fuentes, medios y en la calle misma solo se hablaba del tema, haciendo énfasis en lo polémico del personaje. En cadenas reconocidas como FOX Sports, ESPN hicieron rondas de opinión del tema lo que le dio una relevancia que poco o nada merecía.
El viernes fue que se supo la respuesta de Hugo Sánchez, quien desmintió categóricamente dichas declaraciones y acuso a “un mal nacido” de la cadena Univision. De inmediato cesaron las menciones en los medios mas no así en las redes sociales.
Sin querer defender al susodicho personaje (que poco o nada merece mis respeto, mucho antes de todo esto ya me caía pésimo) todo esto nos demuestra lo que unos pocas menciones sobre un tema delicado pueden hacer en la psiquis del colectivo, haciéndonos creer en algo cuando no existen formas ni maneras de comprobar la veracidad del mismo. Seguramente seguirá pasando pero al menos yo aprendí una lección de todo esto: dudar de algo hasta no comprobar la veracidad del mismo hecho (al menos en cuanto a noticias se refiere).

martes, 5 de julio de 2011

¿Bicentenario? ¿bicentenario de que?

Durante todos estos días hemos estado viviendo un frenesí patriótico con la conmemoración de los 200 años de la declaración de independencia del país. Todo esto ha despertado en todo el país (muy independientemente de la tendencia política que se siga) un sentimiento nacionalista que en algo hacía falta en tiempos tan turbulentos como los que vivimos.
Todo lo anterior pudiera exponerse como positivo si no fuese por el matiz político que de ambos bandos de lo que hoy en día se conoce como política y que no es más que la radicalización de las posiciones, le han dado a la misma. Por supuesto el gobierno se ha dado a la tarea de vendernos la idea de una patria que nunca fue completamente soberana en estos 200 años, y que increíblemente (gracias a ellos claro está) nos estamos librando de lo que sería el nuevo yugo esclavizador: el consumismo y el dominio imperial.
En mucho me parece un descaro oír y leer semejantes sandeces, pero es mi opinión y tal vez no concuerde con mucha gente (aunque si lo haga con otro tanto), sobretodo de un gobierno que se ha dado a la tarea de reclamar una no injerencia sobre asuntos internos (en aras de esa misma independencia de la que hoy gozamos) cuando a leguas podemos notar la misma injerencia de este gobierno en otras naciones y gobiernos (Perú, Bolivia, Nicaragua, Honduras), cuando no de acontecimientos que desde lejos tienen un cartel virtual de “ese no es nuestro peo” (Libia).
Por otro lado, está la exagerada (en mi opinión) exposición a los acontecimientos de hace 200 años, como si estos realmente hubiesen sido producto de un fervor heroico. Nos hemos criado casi adorando las figuras de Bolívar, Miranda y similares, y sin querer quitarles el mérito que merecen, ¿no es suficiente con que ya formen parte de la historia del país? ¿Por qué ese exagerado culto a figuras casi exaltadas a lo divino? Mucha gente desconoce que cuando comenzaron las revueltas en Latinoamérica, Napoleón Bonaparte invadió España (entre los años 1808 y 1814) colocando en aprietos a la corona española, quien según he leído estaba dispuesta a capitular y dejar independientes a las colonias en aras de concentrarse en ganar la guerra, por lo cual no es ninguna casualidad que las independencias de los países latinoamericanos tengan cercanías de fechas puesto que todos aprovecharon esa coyuntura para poder hacerlo. Esto por supuesto, no le quita merito a las acciones de los hombres que hicieron posible dichas proclamas, pero si les da un aire más lógico y menos heroico en mi opinión, acercándolos más a lo humano y dejando de lado que no eran ningunos mártires de ese concepto tan voluble como lo es el de “Patria”.
Tal vez la historia hubiese sido otra si hubiésemos tenido un proceso de independencia menos sangriento y más acorde con lo que hubiese sido el reconocimiento de naciones emergentes que solo querían su libertad de actuar. Lamentablemente la historia nos ha mostrado que pocas (muy pocas) veces esto sucede y que la libertad no se gana sentado esperando a que llegue.
¿Culto a los héroes de la patria? No gracias.

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger