jueves, 11 de agosto de 2011

Valles del Tuy, agosto 2011: dos protestas con sentido hechas sin ningun sentido de la logica

Protestas siempre ha habido y protestas siempre habrán, no importa que hablemos de la cuarta, quinta o sexta república, siempre habrá gente inconforme con el desempeño de quienes nos gobiernan y sus acciones, y siempre saldrán perjudicados los que menos tienen que ver con alguno de los dos bandos.
Yo entiendo que la gente sienta la necesidad de expresarse de forma airada cuando algo sucede, y también que necesiten llamar la atención no solo de los gobernantes de turno sino también de los medios de comunicación y de aquellos quienes no estén enterados de lo que los aqueja, pero que ese derecho a protestar y a expresarse choque de una forma descarada con el derecho que tenemos aquellos que no participamos en ningún bando, me parece a mí que es el colmo de los colmos.
El pasado martes 9 de agosto, un día normal como cualquiera. Llegue al terminal del tren de regreso de Caracas a eso de las 7 de la noche, para encontrarme con un montón de rumores de que la vía hacia mi urbanización estaba trancada. Como no soy de comer rumores, continúe mi rutina de regreso para encontrarme con que no solo era cierto sino peor de lo que pensé. Una protesta de 4 pelagatos trancando la autopista con 4 palos y dos cauchos quemados, con la policía y guardia nacional como testigos cercanos sin que hicieran más que mirar (entiendo que no podían tampoco ir con la violencia por delante, pero para estar allí de adorno mejor hubiese sido en mi opinión que no estuvieran). Tuve que bajarme en ese punto y caminar un buen trecho de la autopista (sin luz y con solo monte y más monte rodeándome) para luego caminar otros cuantos kilómetros hasta llegar a mi casa. Si, muy feliz de hacerlo.
Hoy me conseguí con un paro de transporte que de repente se convirtió en una mega-tranca de vías. Habiendo previsto esa convocatoria a paro ayer por la noche, cuadre con mi compadre Alfredo para irme con él en su carro hoy temprano, pero no pudimos siquiera salir de Charallave puesto que los transportistas literalmente trancaron todas las vías de acceso y salida. Al final si pudimos pasar pero a golpe de las 11 am (previo desayuno y siesta cada quien en su casa) y fuera de un tráfico a ratos normal y ratos paradisiaco, llegamos rápido y bien a Caracas y cada quien a su trabajo.
Ahora bien, ¿se justifica que por la protesta salgan perjudicadas otras personas? Muchos dirán que es la única o mejor forma de hacerlo, pero pienso que más allá de trancar vías por la falta de servicio de agua o por la inseguridad en los transportes, que llegues cansado de trabajar a tu casa o por el contrario, quieras llegar temprano a tu trabajo y que nada de eso pase por quienes decidieron arbitrariamente cerrar todo acceso posible para que eso suceda, no se justifica, independientemente de si lograron sus objetivos o no.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger