Ir al contenido principal

Las maldiciones como desestresante natural o de como un “maldita sea” sirve más que la meditación zen

Hay mucho de nuestra individualidad que no es entendida por los demás, que esto sea relevante o no para nosotros ya es problema de cada quien. Uno de los problemas de dichas individualidades es cuando estas chocan con las creencias, conceptos y las mismas individualidades de otras personas, creando en algunos casos fricciones que pueden desaparecer con una corta y sincera conversación explicativa.
Todo esto lo escribo porque tengo una manía algo rara cuando el stress llega a un límite casi insostenible: me pongo a maldecir. Ya sea que lo haga en voz alta, por tweets, por mensajes de texto, por estados del Facebook, maldecir constituye para mí una especie de catarsis del stress, que me hace al menos sentirme mejor por un rato y bajar un poco la intensidad de lo que me agobia en esos momentos. Por supuesto que no todo el mundo lo ve de esa manera y hay gente que al verme así comienza a pensar que estoy molesto con el mundo (no hay mucho de mentira en eso pero no llego hasta allí), que me dará una crisis, un infarto o algo parecido. Otros se van por la onda mística o new-age y comienzan a aleccionarme acerca de las malas energías que estoy atrayendo soltando maldiciones por doquier.
Siempre que me han hecho dichas observaciones he tratado de recibirlas con respeto pero haciendo la corrección de que no es así. Particularmente me resultan más increíbles aquellas que mencionan mis maldiciones como imanes de una supuesta energía negativa. Sé por experiencia propia que las palabras pueden ser muy poderosas en el mal sentido si no se les da una lógica que haga que se entiendan y no se mal interpreten o se transgiversen, pero que no me digan a mí que maldecir va a hacer que me vaya mal en lo que estoy haciendo o que me ira mejor si dejo de hacerlo. Cuando suelto mis maldiciones lo hago para desestresarme y sin ningún otro propósito, mal estaría yo insultando a diestra y siniestra o lanzando puntas como si he visto a mucha gente hacer en esos casos. Si alguien me demuestra con hechos (y recalco la palabra hechos) y estadísticas reales que maldecir perjudica lo que hago, estaré bien contento de cambiar mi actitud y dejar de hacerlo, de lo contrario es simple y sencilla política de respetar lo que piensan los demás.
Y que nadie se asuste, al fin y al cabo mis maldiciones siempre tienen un toque de humor que en todo caso contrarrestarían las “malas vibras” que pudieran dar.
La próxima vez que me veas/leas maldiciendo, ríete conmigo un rato, cuéntame un chiste o tráeme un chocolate o unas gomitas.

Comentarios

  1. bueno...maldecir en la cara a otro...depende de a quién maldigas...porque si el otro tío es alguien de pocas pulgas te puede pegar un tiro en la cabeza...y es posible que por culpa de esa maldición: sufras de dolor de cabeza

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La Muy Bestia Pop: la banda que yo SI conocí

Poca gente conoce a La Muy Bestia Pop como la conozco yo y es comprensible mas muy injusto. Compresible porque fue una banda que sonó en los ya lejanos años 90 y que a pesar de haber dejado una huella indeleble en el absurdo panorama del rock venezolano, su legado pareciera perderse sin que la gente los conozca. Injusto porque a pesar del tiempo para mí su música sigue siendo mucho mejor que cualquier banda de rock venezolano de hoy en día (léase bien, CUALQUIERA) Conocí a la banda (así como muchas otras) oyéndolos en Rockadencia, aquel viejo programa de 92.9 FM (del que ignoro si aún lo transmiten ya que hace mucho deje de oír radio) y de inmediato me engancharon. Era la primera banda venezolana que iba de frente con lo que en aquel entonces se denominaba “rock industrial” y que a nivel internacional lideraban bandas como Nine Inch Nails, Ministry o Godflesh. La Muy Bestia Pop hizo de “Hércules” su tema de presentación (y en su único disco era además el primer track) con un sonido q…

Rabbits de David Lynch

David Lynch es para algunos algo asi como un genio mientras que para otros es solo un viejo loco sobrevalorado. la verdad es que yo me situo entre ambos bandos, porque si bien hay peliculas de Lynch que a mi parecer son obras maestras (para mi sobre todo El Hombre Elefante), hay veces en que no me han caido en gracia los ambientes insobrios ni las tramas ultra-trulentas que el viejo realiza. Rabbits es un dvd que le compre a mi nuevo proveedor de dvd's piratas (en una lista tan loca que iba desde peliculas de Kurosawa hasta Jackass 2) pensando que era la ultima pelicula del Lynch Inland Empire, la cual cuando vi el trailer se me iban los ojos y la mente pensando en como era la trama de semejantes imagenes que veia. el trailer esta aqui: http://www.youtube.com/watch?v=y4hFEDYmMcM
lo cierto es que la compre y fue anoche con gustavo y luis que la vimos. despues de ver los primeros 5 min hicimos un pacto de verla sin quitarla, sin adelantarla, sin darle pausa, hasta que se terminara. pa…

MillenniuM: la serie mas incomprendida de la historia

Millennium fue una serie emitida por Fox que fue transmitida entre 1996 y 1999, contaba las visicitudes de Frank Black, un brillante investigador del FBI con poderes extrasensoriales, que despues de un incidente en el cual un asesino en serie comienza a acechar a su familia, se retira del FBI y pasa a formar parte de un grupo secreto llamado MillenniuM, los cuales actuan como consultores para el FBI y la policia, pero que ocultan tras esa fachada una red conspirativa en torno a la llegada del milenio y sus concecuencias para la humanidad.
originalmente opacada por los X-files, debido mayormente a que comparten su creador Chris Carter, se emtio durante 3 años en los cuales la vida de Frank Black paso por multiples altibajos: tuvo varios encuentros de frente con el diablo mismo, su esposa se divorcio de el por haber visto como mataba a un sujeto que la tenia secuestrada, para despues morir por un virus que el mismo grupo MillenniuM planto, su mejor amigo fue muerto en su sotano por un de…