domingo, 6 de noviembre de 2011

Carlos Zombie vs el evangélico intransigente

Hace mucho tiempo que deje de ser un ateo en toda la expresión de la palabra, me di cuenta que si bien no comulgo (ni comulgare) con los credos y dogmas de las religiones establecidas, tampoco puedo decir que estoy completamente seguro de la no existencia de un ser superior, quedando esto en una especie de limbo respetuoso que hasta los momentos no he visto en la necesidad de cambiar.
El pasado viernes 4 de noviembre, tome el tren a los valles del Tuy como normalmente lo hago en horas de la tarde para regresar a casa. Venia viendo en mi iPod un episodio de Caprica (serie que amo y que ojala no hubiesen cancelado) y todo transcurría con completa normalidad hasta que a pocos minutos de arrancar el tren un señor de mediana edad que estaba sentado frente a mí se levanta y se pone a dar un discurso acerca de Dios, Jesucristo y la Biblia, de su vida anterior como delincuente y drogadicto, etc. Yo la verdad es que no estaba ni pendiente de oír lo que decía, por lo que luego de mirarlo y saber lo que hacía, continúe viendo tranquilamente mi episodio de Caprica. El señor continuo su verborrea punzante, calificando de blasfemo a todo aquel que no buscara a Jesús como camino a su salvación, y todo hubiese sido completamente normal (no es la primera vez que me “calo” uno de estos señores) si no fuese porque el sujeto, al percatarse de que en vez de oírlo yo estaba mucho más concentrado en mi video (audífonos puestos por supuesto) comenzó a decir que “aquellos que prefieren ver una película mundana a oír la palabra de Dios, tienen más que asegurado un puesto en el infierno” pensando ilusamente que no lo estaba oyendo.
Me confieso una persona tranquila, pero también alguien que no se enmudece cuando veo que debo dar mi opinión, y esta fue una de esas veces. Me quite mis audífonos y respetuosamente le dije al señor en cuestión que simplemente no me interesaba lo que estaba diciendo porque no tenía la misma convicción religiosa que él, y que de todas formas él no era nadie para poder decir quien estaría en el infierno y quién no. El señor se asombró de mi reacción, al parecer jamás le había pasado eso. Me respondió diciendo que como religioso si tenía la potestad de decirlo, ya que Jesucristo era el único camino a la salvación. Nuevamente me vi en la necesidad de responderle y le dije que eso no era cierto, que el que su religión se lo dijera no era motivo para creerse con la verdad absoluta, que su manera de pensar era solo una de las tantas interpretaciones de Dios que existen en el mundo y que al fin y al cabo cada quien era libre de pensar si lo que decía era cierto o no. En este punto el señor se notó algo molesto conmigo y me dijo señalándome que muy seguramente era ateo y por eso decía lo que dije. Le respondí que no, que no era ateo, pero que a diferencia de él, el Dios en el que creo no discrimina ni tampoco hace énfasis en que debe ser algo que debemos poner por encima de todo, que lejos de controlar todo aspecto de nuestras vidas somos nosotros y no un poder superior quienes estamos en la misión de forjar nuestro propio destino, que nadie tiene que ser dueño de la verdad porque esta es muy relativa para cada quien, y que al fin y al cabo si el hacia lo que hace por arrepentimiento a su vida pasada y por cuidarse las espaldas ante un juicio final que está muy difícil que llegue, era su problema y no de nosotros que veníamos cansados y solo queríamos regresar a casa en paz. Aquí hubo los típicos chalequeadores que auparon los que decía (imagino que en plan de jodedera más que por estar de acuerdo conmigo) y el señor luego de un momento de silencio se volteo y en un tono menos agresivo comenzó de nuevo su discurso.
Si hay algo en lo que si voy a ser intolerante en a la misma intolerancia. No me creo más que los demás pero sí creo en la necesidad de bajar de la nube a quien si lo crea. Si me vuelve a pasar lo hare de nuevo con mucho gusto, y ojala este señor al menos tenga un poco más de humildad de ahora en adelante.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger