martes, 29 de noviembre de 2011

“¡Que viva el coleo!” vs “¡Salvemos a los mapaches del asesino Mario!”

Hoy en la mañana mientras hacia la fila para ingresar a la estación del tren, vi a una señora con un niño de no más de 5 años que vestía una gorra cuyo slogan “¡Que viva el coleo!” la hacía por lo menos algo digno de revisar unos segundos. Ver ese mensaje me recordó la existencia de tan nefasto “Deporte”, y coloco dicha palabra entre comillas porque en particular para quien esto escribe, el coleo o los toros coleados no es mas que un ritual barbárico cuya práctica nos convierte en meros salvajes sádicos, gozando con el sufrimiento de un pobre animal que no tiene la culpa de nacer en la forma de un animal de ganado.
Si bien mis convicciones acerca del coleo son firmes y creo que nada me haría cambiar al respecto, acepto que existan personas que le vean alguna clase de valor a dicha actividad. De hecho, en mi viaje a Choroni en agosto, Jely y yo conocimos a una familia de Barinas cuya actividad recreativa principal era el coleo. Me puse a conversar al respecto con una de las chamas contemporánea conmigo (cosa que Jely jamás dejo de ver con su ojo cuaimil perceptivo) y sin mucho rodeo le hice la pregunta de frente: “que le dirías a alguien que no aprueba el coleo para justificarlo” la caraja aludió a un supuesto sentimiento patriótico que trae consigo ser coleador, además de otros supuestos que al final no me convencieron y así se lo hice saber.
Pero por el otro lado tenemos una especie de surgimiento de un sentimiento de amor y protección a los animales que estaría muy bien si no fuese porque han rozado el sentido de lo ridículo. No hablo de PETA y sus estupideces (como por ejemplo criticar a Nintendo y su personaje estrella Mario Bros por hacerlo vestir un traje de mapache, ejem…) que en mi opinión lejos de llevar su mensaje de una forma coherente hacen que mucha gente como yo sintamos pena ajena de semejantes idioteces.
entre esto y lo de la "santa Pamela Anderson", PETA esta a un nivel de ministerio venezolano

Me refiero esta vez a gente que lleva la protección animal a un sentido amarillista y hasta exagerado, posteando en cuanta red social existen fotos de perros maltratados, torturados y demás. Creo que el mensaje de ayuda a los animales se desvirtúa cuando vemos una foto de un perro despellejado por su dueño, con un mensaje de alerta como si nosotros pudiéramos realmente hacer algo al respecto, más allá de alzar la voz si es que somos testigos de algo semejante. Tengo amigos y amigas con un sentido de ayuda a los animales muy noble y con ellos no va esta descarga, sino a aquellos que llevan las cosas al extremo tratando de hacernos sentir culpables incluso a aquellos que no tenemos nada que ver ni con el maltrato ni con el cuidado de estos. Aun estando mas del lado de los defensores de los animales, como en muchas cosas no quiero colocarme en un extremo u otro del asunto, siendo por supuesto critico de lo que opino es algo exagerado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger