miércoles, 28 de diciembre de 2011

Cine de 2011: lo mejor

Rise of the Planet of the Apes una de las más agradables sorpresas de este 2011, una película para la que nadie apostaba ni para algo decente y resultó ser una de las mejores del año. Muy bien narrada, excelentemente filmada y aun cuando sus efectos especiales no fueron los mejores, tuvo en Andy Serkis la mayor y mejor carta para que resultara en un éxito de crítica y taquilla. Esperaremos por donde nos llevan las secuelas.
Crazy Stupid Love a priori parecía una comedia simplona (Steve Carrell la hacía ver así) pero nada más lejos de la realidad. Una película redonda y con situaciones si no inesperadas completamente al menos si sorpresivas. Una mirada desde varios flancos a lo que significan las relaciones a distintas edades.
Midnight in Paris no soy el mayor fan de Woddy Allen, pero admito que cuando alguna película suya me ha gustado ha sido mucho. Con un escenario tan rico en matices visuales como la ciudad de Paris, solo hacía falta una buena historia para que una película de calidad saliera. Con un elenco variopinto, se erige como una de las mejores filmadas de este 2011.
The Tree Of Life mucha expectativa traía esta película y si bien no decepciono, para mucha gente (incluyéndome) la historia contada no fue tan fácil de digerir en un principio. Con un modo de narración algo confuso, la película poco a poco va tomando cuerpo hasta prácticamente atraparte sin querer que la historia acabe. Visualmente es un regalo para los ojos (véase la secuencia de “el principio de la vida”).
X Men First Class jamás hubiese creído que la Fox, que últimamente solo producía películas mediocres, iba a pegarla del techo con dos secuelas de películas exitosas (x-men y planet of the apes). No solo resucito a la saga de los Xmen que para muchos (no para mi) había muerto con la tercera película. Fue un acierto involucrar hechos de historia real (el holocausto nazi, la crisis de los misiles) dentro de la historia del origen del grupo de héroes mutantes. Acción bien hecha y narrada, recomendable aun para los no fans de películas de comics.
The Beaver un brutal regreso de Mel Gibson a la actuación (de donde jamás debió haberse ido casi completamente) callando a muchos que siempre han dicho que este señor no actúa. Ayudado por su amiga, directora y co-protagonista Jodie Foster nos ofreció una de las mejores actuaciones que he visto en los últimos años. Gracioso por momentos, crudo en la mayoría del metraje, la escena con “exit music” de Radiohead aún me produce escalofríos al verla.
Rango sin duda la mejor película de animación de este año (uno donde Pixar simplemente no le dio la gana de comérsela aunque tampoco la embarro). Con una precisión técnica casi perfecta, la muchas veces contada historia del forastero que llega al pueblo y se hace pasar por héroe para luego sin proponérselo serlo, tomo un nuevo matiz en forma de personajes repulsivos a simple vista pero ricos en matices en su interior. Impagable el guiño a “fear and loathing in las vegas” o a Clint Eastwood y su "man with no name".
Sucker Punch comente de ella cuando la vi y sigo arrepintiéndome de no haberla visto en el cine y en 3D. un coctel visual que compensa una muy simple pero enredada historia, va acompañada de un soundtrack sublime y muy notable. No fue del agrado de mucha gente pero a quienes nos gustó, nos gustó muchísimo, estoy seguro que poco a poco se convertirá en un título de culto, tiempo al tiempo.
Drive sencilla en trama, notable en guion pero brutal en puesta en escena y actuación. Ryan Gosling se perfila con esta película como uno de los actores con mejor perfil de este 2011. La película respira un aire setentero por muchos flancos, lo cual aunado a la contundencia de su trama la hace una película recomendable. No puedo dejar de mencionar uno de los mejores cameos que he visto: un paquete de harina pan en la cocina del protagonista casi en primer plano.
The Devil´s Double basada en la verdadera historia de quien fuera el doble del hijo de Saddam Hussein, su diseño de producción bien cuidado (uno siente el calor del desierto de solo verla), las actuaciones correctas sin salirse de lo bueno o malo, además de unas escenas de acción bien filmadas y que no parecen puestas allí solo para hacerla más interesante.
Melancholia me confieso fanático de gran parte del trabajo de Lars von Trier, ese danés loco es capaz de hacer cosas notables como “Dancer in the Dark” o terribles como “Dogville” (a mí no me gusto) pero con Melancholia en mi opinión demostró que más allá de su discurso medio guerrilla-medio pajuo puede perfectamente contar una historia redonda con recursos que ni en sueños hubiese pensado tener en sus inicios. Actuaciones que se destacan (Kirsten Dunst en uno de sus mejores papeles), efectos especiales que si convencen, solo la lengua de su director y su afán de crear controversias de la nada pudieran hacer que esta película quede en el olvido.
Red State Kevin Smith se había enterrado a si mismo con ese excremento cinematográfico llamado Cop-Out (una de las peores de 2010) y juro reinventarse con su siguiente película. Lo logro. No solo se salió del drama-comedia que había caracterizado su trabajo como escritor y director, sino que además de eso creo una historia que da más miedo por ser tan cercana y real que aterra de la cercanía que tenemos a que algo así ocurra. Ver a John Goodman echando tiros fue otro destacable de esta película.
Hanna una película de la que poco se esperaba y mucho dio. A priori pudiera decirse que simplemente es un “Jason Bourne con tetas” pero aunque las películas del amnésico agente me gustan mucho, Hanna dio más en el aspecto visual y técnico. Con un soundtrack de los siempre admirados Chemical Brothers, Hanna nos dio escenas dignas de clásico (ese plano secuencia en el aeropuerto fue brutal).
Blue Valentine visceral drama que nos muestra de forma paralela el principio y fin de una relación tan intensa que su principio y final no pueden ser de otra manera. Su mayor logro es construir sensaciones basadas solo en diálogos entre los dos personajes principales. El que no tenga música incidental la hace más punzante y real, llegando incluso a identificarse abrumadoramente con lo que vemos. Todos hemos tenido aun por solo momentos, alguna relación parecida a esta.
127 Hours aunque me sigue pareciendo la más floja de su director Danny Boyle, James Franco se echa literalmente la película al hombro logrando no solo transmitir todo tipo de emociones, sino además entretener. Súmese a eso una puesta en escena y fotografía en paisajes deserticos casi sacados de la imaginación más intensa.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Onana whats my name jejeje muy. Bueno bro

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger