domingo, 29 de enero de 2012

The Girl with the Dragon Tattoo: el David Fincher más frio y rancio…


Soy un fan de David Fincher, lo confieso. Es uno de mis directores favoritos de siempre y en mi opinión una película mala de Fincher es mejor que muchas de las películas que en ese momento estén saliendo. Todo esto lo digo porque fui a ver The Girl with the Dragon Tattoo con las más bajas expectativas que podría tener ante un trabajo de este genio (realmente fue en una proporción de 50/50 al lado de las criticas buenas) y salí del cine no solo contento sino satisfecho de haber visto una película redonda.
Debo aclarar antes de reseñar The Girl with the Dragon Tattoo que no he leído los libros de la ahora famosa trilogía Millennium ni tampoco he visto las películas originales (a pesar de que ambas cosas me han sido recomendadas infinidad de veces por mucha gente), ya que quise sumergirme en la historia con la menor cantidad de conocimiento acerca de la trama y a pesar de que lo único que leí fueron las reseñas que fueron saliendo a lo largo del tiempo, igual no quise saber demasiado y llegar lo más virginal posible al cine.
A pesar de su extensa duración (2 horas y 38 minutos) The Girl with the Dragon Tattoo no se hace fastidiosa ni mucho menos aburrida, cuando suceden momentos en los que puede que en apariencia no sucede nada relevante, la trama nos regala un vuelco drástico en la trama o uno de esos momentos donde la tuerca de la historia es nuevamente apretada y nos da otra vuelta dándole nuevos aires.
Si algo me llamo la atención de esta película es el tono serio y lúgubre que a lo largo de su duración tiene. La historia por supuesto merece ese tono (no es Vacaciones con Chevy Chase) y por eso cualquier brochazo de humor por más pequeño que sea es recibido como si estuviésemos en cualquier momento frito de una película de comedia.
El ambiente frio que Fincher le otorga al aspecto visual va acorde con el tono lúgubre que mencione anteriormente. No es solo que la trama está ubicada en una tierra helada como Suecia, sino que aparte podemos sentir en las tomas en exteriores ese frio que congela hasta los huesos y que hace que los personajes se froten los brazos en una actuación que no lo parece tanto.

creanlo o no una vez hice lo mismo que en esta escena, solo que la persona en cuestion (cof, portu, cof) estaba desmayado de la pea y luego tuve que rescatar su carro con un chofer rascado que se iba durmiendo (true story)

Fincher dirige de una manera sobresaliente más no magistral como en anteriores trabajos. De hecho en este aspecto podría fácilmente dividir la película en 3 segmentos en cuanto a tiempo se refiere, siendo el primero (hasta el acontecimiento del “cerdo violador”) el más sobresaliente de todos en este sentido. Luego todo parece estar dirigido en una forma casi automática hasta llegar al segmento final (donde descubren la identidad del asesino) siendo este un segmento mucho mejor elaborado que el anterior pero sin llegar a superar al primero.
Las actuaciones del elenco no llegar al nivel de Rooney Mara quien en su papel de Lisbeth Salander se lleva por los cachos a otros grandes como Christopher Plummer (genial en su papel de viejo patriarca familiar), Robin Wright (quien aun siendo una mujer muy atractiva luce aquí bastante más vieja de lo que la recordaba) o el seco Daniel Craig, quien podrá ser un Bond muy cercano a la realidad pero que en mi opinión no ha demostrado todo el estrellato que ahora mismo posee.
a esto se limita James Bond en esta pelicula: a anotar mariqueras en una libretica y decir "ujum...ujum..." 

No puedo dejar de mencionar la sombría banda sonora compuesta por Trent Reznor y Atticus Ross, quienes logran crear el perfecto complemento sonoro a tanto ambiente oscuro y tenebroso.
¿El mejor trabajo de Fincher? Ni por asomo, pero al menos estamos frente a una película muy bien hecha, muy bien contada y muy bien narrada que si bien no es perfecta es de lo mejor que he podido ver en los últimos meses. En un tiempo futuro veré la película sueca original y podre compararla con esta versión, por lo pronto no me sumare a quienes la llaman un trabajo fallido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger