Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2012

Yo robot: rabia contra no ser una maquina

Creo que no mucha gente puede afirmar sin ningún ápice de mentira o exageración que tiene el trabajo ideal, que no cambiarían nada de él y que se ven haciéndolo por el resto de sus vidas. Quienes pertenezcan a este grupo permítanme felicitarlos a la vez que una mentada de madre en mi mente corrobore mi sana envidia para con ellos o ellas. Me gusta mi trabajo, mentiría si dijera lo contrario. Digamos que en toda mi vida profesional he tenido altas y bajas y es ahora, con este trabajo que tengo ahora, que recojo mucho de los sinsabores que a lo largo de mis anteriores trabajos tuve. Pero así como mentiría si dijera que no me gusta mi trabajo, mentiría también si dijera que no cambiara nada de él o que me veo haciéndolo toda la vida. Hay por supuesto cosas dentro de mí mismo día a día laboral que me hacen llevarme la mano a la cara ya sea de vergüenza ajena o de ganas de matar a alguien. Pero es algo que honestamente no ha pasado de un rato o de un par de días cuando mucho, estando clar…

Intolerante a la intolerancia, o entendiendo él porque del sectarismo

Si hay algo a lo que me he vuelto intolerante en los últimos tiempos es a la misma intolerancia. Es un sentimiento irónico y que realmente pudiera tener diferentes lecturas, pero si, el caso es que cuando me topo con alguien cuyo sentido del raciocinio se sustenta en solo lo que conoce o cree conocer, pues es allí cuando mi mas arraigado sentido de intransigencia hacia ese mismo sentimiento es expresado.
La semana pasada luego de las publicitadas primarias de la oposición venezolana, me tope en Facebook (una mina para este tipo de casos) con las publicaciones de una persona de mi pasado totalmente en contra de dicho acontecimiento. Realmente me llamaron la atención porque esta mujer en particular jamás había expresado posición política alguna mientras estábamos más en contacto. Estando en línea le hice un comentario acerca de este hecho, sin ningún fin más allá de saber si realmente tenia esos ideales o solo lo hacía por mero troleo. La respuesta que me conseguí no me sorprendió por …

Planear el futuro, o como no caerse a pajas mentales pensando pajaritos preñados

Existen comportamientos en nosotros los seres humanos que literalmente hemos heredado de nuestro pasado animal, así podemos ver a una madre que se sacrifica a cualquier punto por sus crías o gente que come literalmente como cerdos; pero entre las cosas que hemos heredado de nuestro pasado animal y que de alguna forma ha evolucionado junto con nosotros esta la capacidad de que de alguna forma nos detenemos en algún momento de la vida a planear nuestro futuro.
Todos por más variopinto que sea el modo de pensar en cualquier área nos detenemos a visualizar nuestro futuro a cercano, mediano y largo plazo; eso es algo tan humano como rascarse cuando a uno le pica algo. Que hagamos o no hagamos algo para alcanzar aquello que soñamos en ese momento queda ya en el plano tanto de lo posible como de la fuerza de voluntad de esa persona.
Todo esto lo escribo porque (aun cuando el tema este algo repetido) yo soy una de esas personas que sueña no uno ni dos, sino muchos escenarios para diversos ac…