martes, 7 de febrero de 2012

Planear el futuro, o como no caerse a pajas mentales pensando pajaritos preñados

Existen comportamientos en nosotros los seres humanos que literalmente hemos heredado de nuestro pasado animal, así podemos ver a una madre que se sacrifica a cualquier punto por sus crías o gente que come literalmente como cerdos; pero entre las cosas que hemos heredado de nuestro pasado animal y que de alguna forma ha evolucionado junto con nosotros esta la capacidad de que de alguna forma nos detenemos en algún momento de la vida a planear nuestro futuro.
Todos por más variopinto que sea el modo de pensar en cualquier área nos detenemos a visualizar nuestro futuro a cercano, mediano y largo plazo; eso es algo tan humano como rascarse cuando a uno le pica algo. Que hagamos o no hagamos algo para alcanzar aquello que soñamos en ese momento queda ya en el plano tanto de lo posible como de la fuerza de voluntad de esa persona.
Todo esto lo escribo porque (aun cuando el tema este algo repetido) yo soy una de esas personas que sueña no uno ni dos, sino muchos escenarios para diversos acontecimientos de mi vida al mismo tiempo. Es una maña que tengo y que lejos de quitarse se afianza con el pasar de los siglos. Si esto es bueno o malo es algo que no queda de mi parte decirlo.
Estoy a punto de tomar decisiones que afectarían de un modo radical la vida que hoy en día llevo (para la gente amante del chisme, no se trata de relaciones de pareja, hijos o cambios de sexo), y como mencione anteriormente estoy imaginando muchos escenarios para dichos cambios.
Poco a poco iré viendo la factibilidad de dichos cambios radicales. Tal vez dentro de un tiempo vuelva a leer este post y sepa donde efectivamente comenzó dicho camino, o tal vez este aun en el mismo estado en que estoy ahorita y leyéndolo me llene de nuevo de valor para emprender dicho camino o me arreche conmigo mismo por no haberlo hecho. Lo que si queda claro es que en este momento, dicha voluntad tiene un alto valor en mi vida y queda de mi parte materializar dichos anhelos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger