domingo, 26 de febrero de 2012

Yo robot: rabia contra no ser una maquina

Creo que no mucha gente puede afirmar sin ningún ápice de mentira o exageración que tiene el trabajo ideal, que no cambiarían nada de él y que se ven haciéndolo por el resto de sus vidas. Quienes pertenezcan a este grupo permítanme felicitarlos a la vez que una mentada de madre en mi mente corrobore mi sana envidia para con ellos o ellas.
Me gusta mi trabajo, mentiría si dijera lo contrario. Digamos que en toda mi vida profesional he tenido altas y bajas y es ahora, con este trabajo que tengo ahora, que recojo mucho de los sinsabores que a lo largo de mis anteriores trabajos tuve. Pero así como mentiría si dijera que no me gusta mi trabajo, mentiría también si dijera que no cambiara nada de él o que me veo haciéndolo toda la vida. Hay por supuesto cosas dentro de mí mismo día a día laboral que me hacen llevarme la mano a la cara ya sea de vergüenza ajena o de ganas de matar a alguien. Pero es algo que honestamente no ha pasado de un rato o de un par de días cuando mucho, estando claro de que son cosas que vienen con la profesión y que al fin y al cabo son parte de lo que hago o debo hacer.
Pero más allá de eso si existe un sentimiento que últimamente ocupa mi mente es el de que muchos de quienes nos dedicamos a esto, desperdiciamos talento e inteligencia en cosas superfluas. Que nadie me mal entienda, ni estoy hablando mal de lo que yo y los que trabajan conmigo o en mi profesión hacemos, ni tampoco me estoy colocando a mi o igualmente a quienes trabajan conmigo o en mi profesión como genios; pero cuando tienes que pasar días enteros solo para cambiar de color un botoncito o tienes que mover cielo y tierra para que un Query haga lo que quieres que haga y no otra cosa completamente opuesta, un sentimiento de infortunio llega solo sin que nadie lo llame. Mi punto es que a veces quisiera que mi trabajo tuviera más relevancia y legado que una web bien hecha.
No sé si en el bando contrario (médicos, científicos, etc.) tienen un sentimiento similar pero al contrario, pero a veces es algo frustrante lidiar con dicha sensación.
En cuanto a si quisiera cambiar aspectos de mi trabajo, siempre estoy en aras de mejorar tanto el ambiente como lo que hago, todo siempre apuntando hacia lo más alto en la escala. Para el último aspecto, si me veo haciendo esto por siempre la respuesta es algo ambigua. Quisiera decir un no rotundo pero hasta los momentos no me he topado con esa actividad que me lleve a sentir de nuevo la necesidad de irme de bruces por ese camino, pero en eso se está trabajando para que ese golpe brusco sea pronto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger