domingo, 13 de mayo de 2012

La evolución de las cyber-relaciones o del como la inmediatez es el rey y el medio la reina

Soy de las personas que ha vivido todas las etapas de las conexiones a internet desde el principio de su masificación en Venezuela. Soy de los que tuvo un modem ruidoso en su pc y de los que robo cuentas para poder conectarse. Soy de los que tuvo conexión banda ancha por primera vez por mi cuadra y ahora uno de los afortunados que se conecta a velocidades de 10 MB/s (velocidad ridícula en algunos países pero que aquí en Venezuela es algo con lo que mucha gente solo sueña). Durante todos esos años he visto y vivido la evolución en cuanto a relaciones personales nacidas por este medio. Gracias al internet he establecido relaciones de trabajo, de amistad o sentimentales ya que la misma naturaleza y facilidad para lograrlas hacen que sea un medio fácil para esos casos.
Últimamente mi percepción al respecto ha sido sorprenderme por la rapidez con que estas han ido cambiando. Sin querer expresar con esto ningún tipo de opinión en contra o a favor, podría decir que anteriormente este tipo de relaciones podían perfectamente estar vivas con el pasar del tiempo sin que se deterioraran, tal vez emulando un poco aquellas relaciones de antaño donde los involucrados podían pasar literalmente años sin intercambiar palabras y aun así existía dicho vinculo. Hoy en día con la inmediatez en la que se ha volcado la vida misma, esas mismas relaciones son marcadas por el poco tiempo de reacción para x situación y el consecuente desgaste si esto no sucede. Es un fenómeno extraño y ciertamente difícil de explicar o entender pero piensen en esa persona a quien no respondimos un mensaje en FB o un mention en twitter como fácilmente vuelca su atención en alguien más para en muy poco tiempo encontrar con que ese espacio que creíamos tener con esa persona simplemente ya no existe o es ocupado por alguien más.
Tal vez solo sea una cuestión de percepción y de estar o no estar en el lugar correcto o equivocado, pero eso es lo que últimamente he sido testigo en lo que cada vez suena más cursi llamar “la súper autopista de la información”.
Me resisto a creer que esto sea un fenómeno permanente y que este sea ahora el modo en que nos relacionamos, si esto será así va a ser muy difícil que me acostumbre a ese hecho y comience a pensar a estar pendiente del FB, Twitter y demás hasta cuando este durmiendo y soñando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger