sábado, 16 de junio de 2012

¡Critiquemos a los come-perros mientras me como un Big Mac!

Desde que la internet paso a ser lo que se denomina como Web 2.0, la barrera entre quienes escriben y quienes leen lo que en ella se encuentra se hizo cada vez más inexistente, hasta el punto de que comenzamos a ver las reacciones y comentarios de los lectores como algo indispensable en una publicación que coloquemos en este medio.
Las webs de noticias han sido en mi opinión, las que más se han beneficiado y perjudicado con esto ya que al poder comentar cualquier noticia que en ellas se publiquen, hemos visto una literal tormenta de opiniones estúpidas venidas de gente normal con acceso al internet. De todas ellas las que a mi particularmente me han llamado la atención son aquellas que se postean en cualquier noticia que hable de los hábitos alimenticios de la gente en Asia, particularmente de los chinos/japoneses/coreanos, quienes como cultura tienen como costumbre cocinar y comer animales que aquí en este lado del mundo se consideran meras mascotas, intocables desde el punto de vista alimenticio.
Que en China coman perro no nos debería decirnos otra cosa que en China comen perro, nada más, pero basta y sobra que se nos recuerde ese hecho para que las tribus fanáticas de la polémica en cuanto al tema animal comiencen a avivar una pelea a todas innecesaria, proclamando una superioridad intelectual, moral y espiritual que solo queda en palabras. Llamar “inmorales”, “cochinos”, “asesinos” y otros epítetos a la gente en Asia por cocinar y comer perros es simplemente erigirse como superiores frente a un continente entero que lleva varios siglos demostrando superioridad en aspectos como tecnología, trabajo y organización.
Pero no solo existen aquellos quienes insultan, también existen otros quienes con argumentos sacados quien sabe de dónde justifican sus explicaciones. Así he leído cosas como “los perros son también hijos de dios y su mirada compasiva solo demuestra que esa gente no tiene alma para matar”. ¿Acaso las reses, cerdos, pollos y demás animales que consumimos masivamente no serían en todo caso hijos de dios bajo esa percepción? ¿Qué caso tiene criticar que en China coman perros si aquí comemos otros animales?
Para quien no lo sabe, en India las vacas y el ganado en general son considerados sagrados, manifestaciones en la tierra de los mismos dioses. Para tener una idea, según me conto mi compadre Luis Ernesto (documentado con todo y fotos) en India las vacas y toros están libres por las calles como aquí vemos a los perros, ya que matar una res en ese país es considerado un delito. Habría que  preguntarle a un hindú como nos perciben allá por comer animales que en esa tierra consideran sagrados.
No digo que se deje de criticar en forma jocosa por un rato (yo mismo lo he hecho), pero de allí a erigirse como un bastión de una moral tan débil y con argumentos tan vacíos defendiendo algo tan superfluo como que se debe comer y que no, pues me parece algo absurdo. Si vas a defender algo por lo menos ten la bondad de argumentarte mejor y no solo emitir opiniones solo porque algo te parezca bonito o feo solamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger