sábado, 28 de julio de 2012

The Dark Knight Rises: la película que no esperabas ver con todo lo que si querías ver

 The Dark Knight Rises no solo representa el cierre de la trilogía de la reinterpretación que hiciera el director Christopher Nolan del muy famoso comic, sino además es sin lugar a dudas la película más esperada del 2012. Mucha gente esperaba con suma expectativa si Nolan estaría a la altura de la segunda parte de la historia del encapotado (The Dark Knight) una película que sorprendió a muchos (incluyéndome) no solo por los aportes que hizo al ya recuperado mito del héroe enmascarado, sino que fue mucho más allá brindándonos una película muy redonda en su planteamiento, bien filmada y guionizada y con actuaciones (unos mucho más que otros) que dejaron un legado más allá de la vida de la película.
La película nos muestra a un Bruce Wayne derrotado por la apatía de todo lo que sucedió en The Dark Knight, 8 años después aún vive recluido mental y físicamente en una pena que lo carcome vivo. Al mismo tiempo una nueva amenaza a Gotham City se cierne en la figura de Bane, un terrorista en el mero sentido de la palabra, quien con palabras y acciones logra sembrar el caos en Gotham al punto de sacar a Wayne de su retiro y volver a las calles como Batman, para luego derrotarlo y sumirlo nuevamente en una desidia de la que no le es tan fácil recuperarse. Al mismo tiempo, una ladrona profesional llamada Selina Kyle (o “The Cat” como también es conocida) se involucra con ambos ayudando primero a Bane en su cruzada contra Gotham y luego ayudando al mismo Batman una vez que descubre las verdaderas intenciones de Bane y su ejército anárquico. Todo esto ayudado por una serie de personajes e historias secundarias que llegan a ser en momentos más interesantes aun que la cruzada de Batman y su búsqueda de justicia.
en una version venezolana, Bane estaria rompiendo fotografias de CAP y seria... ustedes saben, alguien que posee una berruga y es igual de parlanchin...

En el apartado actoral, el alto nivel de los involucrados era garantía casi segura que íbamos a ser testigos de actuaciones por lo menos sobresalientes. El cuarteto de la trilogía (Bruce Wayne, Alfred, Gordon y Lucius Fox) consigue destacarse tanto o más que en las películas anteriores sobre todo Michael Caine como Alfred, quien representando la conciencia del mismo Bruce Wayne/Batman y por ende el lado que lo ata con el resto de la humanidad, logra transmitir la impotencia de alguien que ve a un ser querido consumiéndose lentamente hacia la nada. Del lado de los nuevos personajes Tom Hardy como Bane logra transmitir la locura de un personaje que nació para destruir, pero aun cuando su rol aumenta en las escenas donde debe mostrar su fortaleza física, en sus discursos se disminuye un poco desinflándose y no logrando transmitir una grandeza que quiere representar y no logra, eso sin hablar de su abrupto y sin sentido final. Marion Cotillard como Miranda Tate tiene un papel algo simple y poco destacable, y ni siquiera la vuelta de tuerca en su personaje logra que destaque más del aprobado. Joseph Gordon-Levitt es el caso contrario de Cotillard, desde un principio logra robarse casi todas las escenas donde aparece aun cuando en algunas luzca algo sobreactuado, y ni siquiera su radical giro en su papel al final de la película logra empañar otra gran actuación de este talentoso interprete. La gran perdedora de este cast ha sido Anne Hathaway, quien interpretando a Selina Kyle (un papel por el que cualquier actriz mataría) no logra convencer completamente, y no porque Hattaway lo haga mal sino por el poco tiempo en escena y escasa relevancia que su personaje tiene en la película, aun cuando es prácticamente el catalizador para que los dos más grandes giros en la historia sucedan, aun así las escenas donde aparece tienen el unánime aprobado del público masculino, gracias a los sugerentes atuendos que a lo largo de la trama va vistiendo su personaje. Hay dos cameos importantes de dos de los villanos de las anteriores películas que no logran pasar más allá de lo anecdótico, pero se agradecen como puentes entre las demás partes de esta saga.
"...¿eso duro que vibra es el bati-celular o es que estas contento de verme?"

En cuanto a lo técnico la película es un salto notable frente a la anterior de la saga. Nolan siempre fue criticado por ser un director demasiado “clásico” a la hora de rodar escenas de acción, y aun cuando en Inception esto no tuvo casi variación, se nota que Nolan hizo caso a esas críticas y se dedicó a planificar mucho mejor dichas escenas, cosa bastante notoria en las escenas aéreas y en la batalla final entre los policías de Gotham y el ejército de Bane.
Es odioso pero imposible de evitar la comparación entre esta y las películas anteriores de la saga. Nolan la tenía difícil, no era nada fácil superar a The Dark Knight y por ende a sí mismo. Aun así y contando con recursos que ya quisiera el mismo Bruce Wayne tener a su disposición, rodo una conclusión extraordinaria, digna de un director grande y consagrado, pero que tuvo en el mismo su más fierro competidor y si bien esta obra llega a alturas extraordinarias, no puede superar a su obra anterior por más que por momentos logre rozarla y hasta a veces superarla.
los nuevos modelos de motos de Empire daran mas de un dolor de cabeza a la policia

En resumen The Dark Knight Rises es la película que aun teniendo todos los ingredientes que el público esperaba ver en ella, no logra llenar completamente las esperanzas que se tenían alrededor. Tal vez las expectativas jugaron mucho en su contra, tal vez sea una de esas películas que serán mejor apreciadas luego de un tiempo,  o tal vez un segundo visionado cambie para bien la opinión, pero por lo pronto es de las películas del 2012 que uno no debe dejar de ver por las razones que sean, pero que debe verse.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger