sábado, 8 de septiembre de 2012

Prometehus: la película del 2012, para bien y para mal…


Siempre ha existido poco respeto por las llamadas precuelas, aquellas historias que se supone cuentan el origen de los conflictos que hemos visto en historias anteriores. Esta poca credibilidad que poseen la debemos a las múltiples estafas que nos han querido vender como précielas y que más que querer contar los comienzos de determinadas historias, se han mostrado como simples excusas para seguir sacando ganancias a costa de los fans quienes solo quieren seguir viendo historias de dichos universos, mas allá si son válidas o no o si de su calidad vale la pena.

Prometheus surgió como una especie de precuela de Alien, la mítica película que luego se hizo saga cuya influencia dentro del cine en general es casi innegable hoy en día. Soy de los muchos que no vieron con muy buenos ojos dicha noticia al principio, aun cuando la misma FOX parece haber aprendido a tratar a sus sagas con cierto respeto (“X-men: origins” y “Rise of the Planet of the Apes” son dos ejemplos de ello) pero la noticia de que Prometheus se convertiría en una saga propia (aunque dependiente del universo Alien en parte) y sobre todo la incorporación de Ridley Scott (director de la primera Alien por allá en 1979) hicieron que mucha gente nos entusiasmáramos por lo que podría salir de todos esos componentes juntos.
Si algo hay que tener claro es que independientemente de la opinión que se tenga (favorable o desfavorable) es que Prometheus se ha convertido en la película más hablada de este 2012, superando a amplias favoritas para esta etiqueta como The Avengers o The Dark Knight Rises. Su cuidada producción, su historia y sobre todo su final es algo que se ha estado hablando prácticamente desde meses antes de su estreno y que lejos de disminuir aumenta con el correr de los días.
Prometheus nos sitúa en el año 2093 cuando un grupo de arqueólogos descubre una especie de mapa espacial que ha estado presente por miles de años en diferentes culturas alrededor del planeta tierra a lo largo de la historia, viéndolo más como una invitación a visitarlos que otra cosa. Dicho grupo logra de algún modo convencer a una multinacional de ese entonces (la Weyland-Yutani Company) para financiar una expedición a dichas coordenadas espaciales, llegando a un asteroide ubicado en Zeta 2 Reticuli, expedición donde cada integrante de dicho equipo tendrá intereses muy particulares acerca de lo que allí se pueda encontrar, haciendo con esto un conflicto de partes y no una mera expedición exploratoria.

dentro de poco el Google Earth va a traer algunas opciones algo fritas la verdad...

La trama de la película ahonda mucho en el hecho de que la vida en nuestro planeta vino dada por seres de inteligencia superior que literalmente sembraron la semilla de la vida acá en nuestro mundo con fines aun no especificados. Siendo esto cuestionable o creíble de forma individual, lo cierto es que la historia principal no logra convencernos de dicho acontecimiento, limitándonos a darnos pistas acerca de dicho hecho y dejando a nuestra imaginación un montón de incógnitas poco fáciles de resolver. Esto en otras épocas hubiese sido algo hasta destacable, pero en los tiempos actuales donde cada persona puede expresar su opinión por cientos de medios a la vez y donde muchas de estas personas se creen con derecho de cuestionar firmemente a los demás, pues no ha de resultar tarea fácil montar un debate coherente acerca de lo que Prometheus plantea en su historia, y de allí viene mucho de su vigencia en la discusión hoy en día mucho después de su estreno.
Volviendo al tema cinematográfico, la vi en 3D y creo que más allá del tema de profundidad y de visión periférica, el 3D le aporto una riqueza en texturas que el visionado normal no posee, fue muy fuerte ver no solo los rostros de los personajes sino además sus detalles en las epidermis cuando les hacían acercamientos. Los paisajes eran ya otro tema, destacándose por encima de todos aquellos donde podía verse la superficie del asteroide y sobre todo el interior de la nave de los arquitectos.

¿tu de verdad pensaste que caminar por Petare de noche era peligroso y daba miedo?
trata caminando un par de horas de noche por esta nave a ver si piensas igual despues de eso

En lo particular a mí me agrado Prometheus. Su puesta en escena y su ritmo dinámico se me hicieron tan rápidos que cuando termino solo quería más. Aun con el montón de fallas aparentes en el guion (y que solo pueden explicarse como intencionales con miras a una secuela) me pareció una de las más inteligentes propuestas de ciencia ficción de los últimos años. Tiene sus fallas, sí, pero no existe la película perfecta y cuando los aciertos superan a las fallas es donde nos damos cuenta que estamos frente a una película superior al promedio, de la que podremos hablar y teorizar por mucho tiempo más allá de si nos dio las respuestas masticadas o si realmente tenemos que pensar en que vimos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger