Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2012

Placeres sencillos o las cosas que siempre hemos tenido y que nunca valoramos en su momento...

No sé si esto que siento sea un lugar común entre la gente que llega a mi edad o si me pasa a mí solo, pero a medida que me vuelvo “menos joven” sucede en mí una especie de proceso donde las cosas más sencillas son las que terminan dándome las mayores satisfacciones y momentos de relax. Creo que como parte esencial del crecimiento, solemos asumir que los excesos son algo que de algún modo tenemos que vivir siempre. Recuerdo que a mis veinte rumbeaba sin parar (pase de comegato-conciertero a raver-pukipukero) y siempre me repetía como un mantra que nunca iba a permitir vivir mi vida de un modo que no fuese ese. El tiempo pasó, las prioridades también y poco a poco esos conciertos y esos raves fueron lentamente perdiendo toda prioridad hasta que de pronto simplemente dejaron de tener alguna. De repente y sin ninguna razón específica me vi disfrutando de quedarme en casa los viernes y sábados en la noche, cuando anteriormente me quejaba cual niñato porque alguno de esos días quedaba var…

La Muy Bestia Pop: la banda que yo SI conocí

Poca gente conoce a La Muy Bestia Pop como la conozco yo y es comprensible mas muy injusto. Compresible porque fue una banda que sonó en los ya lejanos años 90 y que a pesar de haber dejado una huella indeleble en el absurdo panorama del rock venezolano, su legado pareciera perderse sin que la gente los conozca. Injusto porque a pesar del tiempo para mí su música sigue siendo mucho mejor que cualquier banda de rock venezolano de hoy en día (léase bien, CUALQUIERA) Conocí a la banda (así como muchas otras) oyéndolos en Rockadencia, aquel viejo programa de 92.9 FM (del que ignoro si aún lo transmiten ya que hace mucho deje de oír radio) y de inmediato me engancharon. Era la primera banda venezolana que iba de frente con lo que en aquel entonces se denominaba “rock industrial” y que a nivel internacional lideraban bandas como Nine Inch Nails, Ministry o Godflesh. La Muy Bestia Pop hizo de “Hércules” su tema de presentación (y en su único disco era además el primer track) con un sonido q…

Branded: El mercadeo como fuente del terror más bizarro

Ver una película como Branded resulta ser una novedad en todo el sentido de la palabra. En primer lugar con una cuidada producción para no ser una película de Hollywood tiene al menos en el apartado técnico una nota sobresaliente ya que nunca adivinaríamos por su aspecto que es una película independiente. Segundo por su extraña combinación de ciencia ficción y marketing, temas que no se ven muy a menudo juntos. Branded nos sitúa en un futuro distopico en Moscu, donde un prominente genio del mercadeo local llamado Misha Galkin trata de ascender en la competitiva compañía de su jefe americano, lidiando a la vez con un romance con la hija de este. Misha y la hija de su jefe producen para la televisión un realty show donde mujeres de peso compiten por una operación de cirugía plástica con el fin de perder esos muy visuales kilos de más. La ganadora Verónica se somete a la operación con la mala fortuna de que se complica y la coloca al borde de la muerte, Misha es vilmente acusado y señalad…

Deftones: “Koi No Yokan” o como alcanzar un nuevo techo creativo

No suelo hacer muchas reseñas de discos en el blog no porque no escuche música, sino porque honestamente muy pocas veces pasa que un disco llega a gustarme tanto que quiebre mi barrera de la sorpresa con lo que se está haciendo estos días en materia musical. Pero Deftones es una banda suele sorprendernos favorablemente con su trabajo. No en balde en cada disco han ido evolucionando hasta convertirse en una banda sólida y casi la única de la época de oro del “nu metal” que aún mantiene un nivel alto entre sus seguidores. Aun cuando la mayoría de la gente nombra al “White Pony” como el disco primordial de Deftones, hay unanimidad cuando se habla de lo bien que aun suena la banda y lo maduro de su sonido actual y en eso su más reciente trabajo “Koi No Yokan” (que en japonés significa “premonición al amor”) es más que evidente. Luego del muy aclamado “Diamond Eyes” (un disco donde la parte pesada de la música de Deftones prevaleció al lado del lado suave de su música) se esperaba con ans…