viernes, 30 de noviembre de 2012

Placeres sencillos o las cosas que siempre hemos tenido y que nunca valoramos en su momento...

No sé si esto que siento sea un lugar común entre la gente que llega a mi edad o si me pasa a mí solo, pero a medida que me vuelvo “menos joven” sucede en mí una especie de proceso donde las cosas más sencillas son las que terminan dándome las mayores satisfacciones y momentos de relax.
Creo que como parte esencial del crecimiento, solemos asumir que los excesos son algo que de algún modo tenemos que vivir siempre. Recuerdo que a mis veinte rumbeaba sin parar (pase de comegato-conciertero a raver-pukipukero) y siempre me repetía como un mantra que nunca iba a permitir vivir mi vida de un modo que no fuese ese.
El tiempo pasó, las prioridades también y poco a poco esos conciertos y esos raves fueron lentamente perdiendo toda prioridad hasta que de pronto simplemente dejaron de tener alguna. De repente y sin ninguna razón específica me vi disfrutando de quedarme en casa los viernes y sábados en la noche, cuando anteriormente me quejaba cual niñato porque alguno de esos días quedaba varado sin nada que hacer o donde ir.
Hoy en día mas bien es raro cuando salgo y cuando lo hago siempre lo trato de disfrutar con mi mente priorizando que luego de la velada estaré tranquilo en mi casa, tal vez oyendo música tranquila y disfrutando de alguna bebida que no necesariamente tenga que ser alcohólica, pero muy tranquilo y muy sereno, suspirando por relajarme y estar tranquilo, algo que en estos días no sucede tan a menudo como quisiera y que hoy en día valoro cada vez más y más.

martes, 27 de noviembre de 2012

La Muy Bestia Pop: la banda que yo SI conocí

Poca gente conoce a La Muy Bestia Pop como la conozco yo y es comprensible mas muy injusto. Compresible porque fue una banda que sonó en los ya lejanos años 90 y que a pesar de haber dejado una huella indeleble en el absurdo panorama del rock venezolano, su legado pareciera perderse sin que la gente los conozca. Injusto porque a pesar del tiempo para mí su música sigue siendo mucho mejor que cualquier banda de rock venezolano de hoy en día (léase bien, CUALQUIERA)
Conocí a la banda (así como muchas otras) oyéndolos en Rockadencia, aquel viejo programa de 92.9 FM (del que ignoro si aún lo transmiten ya que hace mucho deje de oír radio) y de inmediato me engancharon. Era la primera banda venezolana que iba de frente con lo que en aquel entonces se denominaba “rock industrial” y que a nivel internacional lideraban bandas como Nine Inch Nails, Ministry o Godflesh. La Muy Bestia Pop hizo de “Hércules” su tema de presentación (y en su único disco era además el primer track) con un sonido que combinaba riffs de guitarras muy pesados, voces punzantes y letras incoherentes, algo que hoy en día es muy habitual de oír pero que en aquel entonces resultaba una verdadera novedad.
Fue así como poco a poco en Rockadencia iban sonando temas de ellos mientras los grababan (en aquel entonces nadie tenía la capacidad de grabar en casa como hoy en día se puede en pocos clickeos) para luego sacar su único y brutal disco, el muy recomendable “Deus Ex Machina”. A nivel musical tenías en dicho disco una amplia gama de sonidos que iban de lo muy pesado (“Hercules”, “Saliva”) lo meramente industrial (“Holle”, “Dios es maquina”, “Mapplethorpe”) experimentos extraños en aquella época (“Taladro”, “Infinutinidad”) hasta llegar a temas cuya fuerza radicaba en lo desgarrador de su propuesta sónica (“Winning (The Sound)”). Como agregado, el pack del disco era gráficamente hablando algo tan cuidado y trabajado que aun hoy en día es difícil conseguir algo que lo iguale o supere en ese aspecto.
Si bien el disco era algo digno de alabar, era en vivo donde realmente se notaba la fuerza de la banda. Los vi 3 veces (dos de ellas en Rockatanga y una en un local cuyo nombre olvide entre tanto alcohol) y fueron (junto a La Leche) las bandas nacionales que más disfrute de ver en aquella época. En vivo sacaban un mega trasto llamado “La Máquina” construido con andamios de carros y al cual pegaban cualquier elemento que les sirviera para hacer sonidos (que yo sepa siempre fue la misma solo que la puyaban cada vez más) y con la que hacían sampleos y sonidos industriales “a pedal y bomba”, lo que le daba un irónico sonido humano a tanto ruido parecido a motores.
La banda se separó por razones que yo por lo menos no conozco y aunque sé que hubo un intento fallido de regreso (hasta “salsoso” llegue a leer que sonaron esa vez) nada se ha concretado y así mucha gente solo los conoce por los compilados donde participaron. Chofa (voz y cerebro de la banda) formo KP9000 con un sonido similar pero sin alcanzar lo que La Muy Bestia Pop logro. Añoro un regreso de la banda aunque sea en forma de reedición de su disco o al menos un solo concierto donde vuelvan a mostrar su poderío en vivo.
El tiempo dirá si sucede o no, por lo pronto seguiré oyendo sus temas y recordando tantos coñazos en las ollas durante sus conciertos.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Branded: El mercadeo como fuente del terror más bizarro

 Ver una película como Branded resulta ser una novedad en todo el sentido de la palabra. En primer lugar con una cuidada producción para no ser una película de Hollywood tiene al menos en el apartado técnico una nota sobresaliente ya que nunca adivinaríamos por su aspecto que es una película independiente. Segundo por su extraña combinación de ciencia ficción y marketing, temas que no se ven muy a menudo juntos.
Branded nos sitúa en un futuro distopico en Moscu, donde un prominente genio del mercadeo local llamado Misha Galkin trata de ascender en la competitiva compañía de su jefe americano, lidiando a la vez con un romance con la hija de este. Misha y la hija de su jefe producen para la televisión un realty show donde mujeres de peso compiten por una operación de cirugía plástica con el fin de perder esos muy visuales kilos de más. La ganadora Verónica se somete a la operación con la mala fortuna de que se complica y la coloca al borde de la muerte, Misha es vilmente acusado y señalado como culpable del coma de Veronica. Todo esto es aprovechado por los medios locales para emprender una campaña donde ya la belleza no será ser delgado sino ser relleno y con kilos de más, para luego descubrir que todo es un plan de una especie de elite “Iluminati” del mercadeo mundial para que las cadenas de comida rápida vendan cada dia mas y así obtener más ganancias. Misha es encarcelado para luego ser dejado libre con la condición de ser exiliado y desterrado al campo, donde fraguara una venganza contra quienes lo culparon a la vez que cae en una especie de locura donde visualiza cada cadena de mercadeo como mounstros que consumen el alma de cada persona.
 
parte de las ficticias (y muy bien logradas) campañas publicitarias de la pelicula, y donde nos muestran que los kilos de mas se llevan con orgullo (me repito a mi mismo eso cada vez que me miro al espejo sin ropa)

Hasta la parte del destierro la película trata temas controversiales como el poder que las grandes corporaciones tienen sobre nuestras vidas  directa o indirectamente, de un modo coherente y hasta emocionante, pero la segunda parte, donde el personaje de Misha vuelve de su destierro para cobrar venganza, pues allí es donde comienza literalmente otra película, visualizando al mercadeo como mounstros devoradores de almas con unos efectos especiales hechos con Windows 95.
 
esta imagen me recuerda a mi mismo cuando llego a fin de mes y mi corcho esta lleno de anotaciones de los posts que debo escribir para el blog
 
No es una película fácil de ver y ciertamente ha sido otro de esos casos donde el tráiler mostraba otra película que no se vio al final, pero al menos el tratamiento del tema del mercadeo resulta curioso y digno de al menos una vista. Mención aparte esta la presencia del siempre correcto Jeffrey Tambor (“Hellboy”, “The Hangover”, “Arrested Development”) como el jefe americano de Misha y de Max von Sydow (el famoso padre Merrin de “The Exorcist”) como el cerebro principal de esa elite del mercadeo que planeara tan nefasto método de venta.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Deftones: “Koi No Yokan” o como alcanzar un nuevo techo creativo

No suelo hacer muchas reseñas de discos en el blog no porque no escuche música, sino porque honestamente muy pocas veces pasa que un disco llega a gustarme tanto que quiebre mi barrera de la sorpresa con lo que se está haciendo estos días en materia musical.
Pero Deftones es una banda suele sorprendernos favorablemente con su trabajo. No en balde en cada disco han ido evolucionando hasta convertirse en una banda sólida y casi la única de la época de oro del “nu metal” que aún mantiene un nivel alto entre sus seguidores.
Aun cuando la mayoría de la gente nombra al “White Pony” como el disco primordial de Deftones, hay unanimidad cuando se habla de lo bien que aun suena la banda y lo maduro de su sonido actual y en eso su más reciente trabajo “Koi No Yokan” (que en japonés significa “premonición al amor”) es más que evidente.
Luego del muy aclamado “Diamond Eyes” (un disco donde la parte pesada de la música de Deftones prevaleció al lado del lado suave de su música) se esperaba con ansia cual iba a ser el siguiente paso: si iban a seguir en esa línea más heavy o si por el contrario volverían a la línea sosegada del “Saturday Night Wrist”.
La respuesta es un disco que combina ambas corrientes, junto a nuevos sonidos dentro de la gama que Deftones nos ofrece como banda consolidada con los años (hace mucho dejaron de ser una banda novedad). Así el principio del disco con “Swerve City” nos pega como un puñetazo a la mandíbula cortesía de unos riffs de guitarra machacantes para luego acariciarnos con los coros poperos que Chino Moreno suele ofrecernos. "Romantic Dreams" es algo rara con cambios de ritmo que de apertura sorprenden pero que luego tienden a ser algo tediosos, un pequeño lastro que sin embargo no hace mella en la calidad del tema.
"Leathers"  fue el primer track que se conoció del disco y que (por lo menos a mí) no dijo demasiado del cómo iba a venir el disco completo (honestamente a mi oyéndolo solo no me gusto, pero en el disco tiene un peso importante) con una base pesada y hasta dark, es un track raro que se sustenta en la voz de Chino Moreno para dar alaridos en los coros, mención destacada la tiene Frank Delgado (Dj de la banda) quien hace mucho dejo de ser un mero acompañante con scractchs a la banda y se convirtió en un suplidor de sonidos complementarios que dan a ciertos tracks un toque ambiental, este es uno de ellos. "Poltergeist" pareciera ser la parte final de "Leathers" por su violento comienzo y leve cambio en el ritmo, aun así se destaca sobre su anterior track proporcionando velocidad y por sobre todo mucho más sonido metalero.
"Entombed" comienza la cuesta arriba en calidad del disco, una balada oscura que muestra a la banda en su mejor forma, y donde Chino Moreno vuelve a demostrar su calidad vocal. "Graphic Nature"  es un tema que sirve como puente y que no trata de demostrar nada nuevo, solido pero poco dado a la sorpresa. "Tempest" continua la línea de "Entombed" mostrando más el lado dark de Deftones pero esta vez dando siendo menos oscuros y dando paso a terrenos más ambientales que pesados.
Los tres últimos temas del disco resumen lo que Koi No Yokan es para Deftones como disco: "Rosemary" es la balada oscura de las varias que hay en el disco pero que nunca terminan aburriendo ni hastiando. "Goon Squad" es el tema heavy y con mucha fuerza en las guitarras donde oímos a un Chino Moreno inspirado en su voz más cruda y áspera y que además en el medio del tema se atreve con un tono de voz que no se le oia desde los tiempos del “Around The Fur”. Para rematar nos ofrecen un "What Happened to You?" que viene siendo lo más experimental del disco y hasta de la misma carrera de Deftones: una especie de dub tétrico cuyo principio nos hace recordar a “RxQueen” del ya mencionado “White Pony” pero que luego vemos que no es ninguna copia o influencia y que el tema tiene una identidad propia que atrapa a los pocos momentos de oírlo.
En resumen, un disco que cimenta a Deftones como una banda consolidada y en plena evolución, donde cada cambio realizado ha sido lento y plenamente planeado con resultados favorables en la gran mayoría de los casos.

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger