domingo, 19 de mayo de 2013

Warm Bodies: de lo romántico a lo absurdo, de lo plausible a lo ridículo

En una conversación que tuvimos hace ya casi un mes, mi novia y yo comentábamos de Warm Bodies a uno de mis más cercanos amigos y su novia (ella fanática furibunda de Crepúsculo y su saga) diciéndole por según lo que sabíamos de la película que muy seguramente a ella le iba a gustar mucho, a lo que ella respondió con una seriedad que a los demás nos dejó pasmados, que ella no veía real un romance entre una mujer humana y un Zombie, que más real era Crepúsculo por ser con un vampiro.
Hago referencia a esta anécdota porque comencé a ver Warm Bodies (o “Memorias de un Zombie adolescente” o “Mi novio es un Zombie” como es conocida en España y Latinoamérica respectivamente) con el mayor de los recelos y la menor de las expectativas, corroborando no solo todas las sospechas que pude haber tenido a la misma sino también siendo testigo de nuevos e inimaginables errores y cagadas para mí.
Para nadie debería ser un secreto mi afición a las películas de Zombies (afición que sin sonar hipster viene mucho antes de que estos se pusieran de moda) por lo que luego de ver una gran cantidad de historias de dicho género , pues uno ya más o menos puede identificar ciertas características comunes entre dichas historias, Warm Bodies no solo se pasa dichas premisas por su muy podrido forro de las bolas sino que encima se atreve a plantear nuevas en este “complicado” subgénero de las historias de muertos revividos, con más pena ajena que gloria.
Warm Bodies cuenta la historia ya muchas veces lista de un mundo arrasado por la plaga Zombie (cuya ambigüedad en la explicación del origen es de lo poco destacable en la película) y de como uno de ellos no solo nos narra dicho mundo a través de los ojos de un Zombie (el mayor acierto al principio de la película y el más rotundo error luego de la mitad de la misma) sino que además de ello comienza a tener sentimientos por una humana a quien no decide comer (ejem…) sino que en vez de eso “secuestra” solo con el fin de salvarla (ejem…ejem…). Durante su cautiverio Julie (el nombre de la caraja, léase como Julieta si se quiere) y “R” (nombre del Zombie galán, coincidenciamente la misma letra con la que comienza la palabra Romeo) van compartiendo tiempo juntos y dándose cuenta de que tienen mucho más en común de lo que aparentan. La cosa se complica cuando R le confiesa a Juliet (es difícil escribir esta reseña sin reírme y sentir aun pena ajena) que él se comió a su novio vivo y que alimentándose de su cerebro tuvo acceso a sus recuerdos, pensamientos y sentimientos (uno de los “aportes” que hizo la película al género) por lo que lógicamente Juliet tiene un dilema entre si seguir sus sentimientos o atender a la lógica (HASTA AQUÍ LO CUENTO PORQUE LO QUE VIENE Y SOBRE TODO EL FINAL ES UN SOLO BIZARREO TRAS OTRO).
la cara del zombie representa perfectamente la que tenia yo al ver esta basura, portada de "Zombi 2" de Fulci incluida


Lo más patético que encontré en la película no fue solo la historia cuyo desarrollo daba más grima que ver una cadena del gobierno obligado, sino el muy descarado e intencional propósito de chupar de la teta de Crepúsculo no solo en la historia como tal, sino en el propio casting (mención honorifica a Teresa Palmer la chama que hace de Julie y cuyo parecido con Kristen Stewart raya en el “caretableo” más patético) por allí salen también Rob Corddry como “M” el mejor amigo Zombie de “R” gruñiendo y trabajando en su habitual modo automático, y John Malkovich como el padre de Julie y general del ejército contra los zombies, quien seguramente fue y cobro su cheque sin esperar o aportar algo más.
uno de los tantos ejemplos de mi premisa, para eso hubiesen llamado a la verdadera Stewart y asi al menos ganaban una platica de mas

No creo que Warm Bodies se convierta en saga como si lo hizo Crepúsculo (sobre todo con su final "cerrado"), su muy evidente falta de originalidad en un arranque al menos diferente la hace merecedora de un visionado nada serio y con una muy fuerte resistencia a la pena ajena. Solo para mujeres que gusten de los amores imposibles e historias pajuas así, de resto abstenerse de semejante basura visual.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.rogerebert.com/reviews/warm-bodies-2013

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger