viernes, 8 de noviembre de 2013

Gravity: la sencillez de una historia muy bien narrada y presentada

Pocas veces se tiene la oportunidad de ver una película como Gravity, cuya descripción va más allá de “una película simple con efectos muy bien logrados” como he leído por allí, y que se acerca más a una experiencia dentro del cine que hace que uno literalmente viva la película.
Si respondemos a la pregunta “de que trata Gravity?” sería tan fácil responderla que en apariencia no nos diría nada de su grandiosidad: un accidente en el espacio deja a la astronauta Ryan Stone (Sandra Bullock) a la deriva en el espacio y aunque es ayudada por el veterano astronauta Matt Kowalski (George Clooney) todo se sale de control y debe ella misma enfrentar a la experiencia de sobrevivir o dejarse morir en el espacio y en sus propios conflictos internos.
Pero más allá de lo que pueda decir la historia, está un guion tan bien construido que deja al margen pocos errores. No es solo que uno vive todo a través de ambos personajes (pocas películas se dan el lujo de que solo dos personajes lleven todo el peso bajo sus hombros) sino que las situaciones presentadas (con uno que otro detalle técnico y científico difícil de tragar) están filmadas de tal modo que más de uno habrá dejado la humanidad en el respaldo de su asiento viéndola.
Esto me trae a otro punto importante: no concibo esta película para verla en otro ambiente que no sea el cine. Por más que una pantalla de televisor sea gigante y toda la cosa la magnificencia del espacio y de la tierra como fondos quedaría reducida a nada viéndolas allí. Aparte, el uso del 3D en esta película aunque exagerado en ciertas partes, esta tan bien hecho que solo es superado por Avatar y eso ya son palabras mayores.
"coño no podias pagarle al gruero que paso hace rato! tas pasado de pichirre!"
"callate y pasame el alicate de presion vergacion...!"
Ya sabíamos que Alfonso Cuaron (el director) era un genio en potencia (si no ha visto “Children of men” deje de leer y búsquela donde sea y como sea) pero con Gravity debería en teoría ya pasar a las grandes ligas de los directores actuales. Su elegante uso del plano secuencia (ese donde la cámara tiene una sola vista y no cambia sino que se mueve) y su lograda sensación de profundidad en cada toma dejan en claro que no es ningún amateur y que ya debería considerársele para proyectos aún más grandes que este.
el primer viaje de reparacion al satelite Simon Bolivar por el ministerio espacial
bolivariano no salio tan bien como esperaban
Clooney está muy bien como el veterano astronauta Kowalski, no luce sobreactuado y se nota que disfruto mucho haciendo este papel. Y si antes de esta película alguien tenía dudas acerca de la capacidad actoral de Sandra Bullock (y me incluyo en ese grupo) con esta película las dudas deberían disiparse como una buena idea en un gabinete de ministros del gobierno. No es solo que la Bullock pone cara de tragedia en cada situación en la que se requiera, sino que en los momentos más duros de su papel sale airosa (ojo al momento de lágrimas dentro de la capsula donde casi podremos tocar esa lagrima al aire).
Este año de muchas sorpresas (buenas y malas) cinematográficamente hablando, conseguirnos con una película como Gravity no solo da esperanzas de que el cine aun vale tanto la pena más allá de ver una historia en una pantalla plana muy grande. Recomendada altamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger