lunes, 15 de diciembre de 2014

Y entonces, ¿qué paso aquí?

Esta no es ni pretende ser una entrada de despedida del blog, pero habiendo pasado tanto tiempo desde la última entrada creí necesario al menos escribir por qué y dar por finalizada una etapa para así comenzar otra dentro del mismo.
Cuando comencé el blog hace algunos años atrás, las entradas casi que se escribían solas y así podía tener números como de que escribía 10 o 15 posts al mes. Esto por supuesto se me hacía muy fácil y ya que escribir es una de mis confesas pasiones, y escribir aquí era para mi algo satisfactorio y sabroso de hacer.
Con el tiempo y por múltiples ocupaciones, este número de posts mensual se fue poco a poco reduciendo, hasta el punto de que el año pasado deje de escribir por varios meses, amén de que cuando lo hacía era de 3 o 4 posts mensuales como máximo.
Y no es que me haya dejado de gustar sentarme y escribir cuanta paja me venga por la cabeza, simplemente cosas como twitter (@carloszombie por si no me siguen aún) han sido la catarsis perfecta para descargar algo cuando ha sido necesario, amén de que ciertamente si he estado un poco más ocupado que antes priorizando como más importantes cosas mi relación con Erika, mi trabajo entre otros asuntos.
Más allá de estas razones también hay una de índole económico que también influyo en el congelamiento de este blog. En 2013 pagaba Bs. 300 por el registro por un año de mi dominio carloszombie.com, eso era en ese entonces un gasto “superfluo” que me podía dar al año y que no representaba ningún sacrificio, aparte de que me motivaba a escribir en el blog teniendo en cuenta de que estaba pagando. En abril de este año, cuando toco la renovación, me entere de que el mismo registro, con la misma empresa, había subido a Bs. 1.900, montón que me pareció sumamente exagerado en ese momento. El aumento era exorbitante y excesivo y aunque tampoco era un monto demasiado alto, durante un  mes y algo estuve reacio a pagarlo. Cuando paso un mes y medio, decidí dejarme de tonterías y pagarlo (total, era mi dominio pues) para conseguirme con que una semana antes lo había registrado otra persona/empresa, por lo que no les extrañe que carloszombie.com pase a ser un site porno (lo cual me daría orgullo y risa por igual).
Decidí entonces volver a dejarlo con el dominio de blogspot.com mas no de escribir más en él. Si algo malo en mi opinión tiene el blog tal como está ahorita es una cantidad de posts de los que no estoy nada orgulloso de haber escrito, ya sea por el modo superfluo en que los escribí como de la temática a veces muy tonta, a veces demasiado personal. Pensé en eliminarlos y quedarme solo con los que me gustara dejar para lectura pero eso representaría un trabajon enorme aparte de que dentro de todo sería muy tonto “matar” mi propio trabajo escrito.
Por lo pronto he pensado en hacer un nuevo blog desde cero, escribir nuevos posts sin pararle mucho a cuantos al mes son, sacar uno que otro post de aquí que me guste de este de vez en cuando, y dejar este como “archivo”, pero eso será ya luego.
Por lo pronto, mi vida sigue igual (dentro de lo bien que se puede vivir en este país) y mis planes han cambiado mucho incluso desde febrero mismo. Mis relaciones con Erika, Jely, mis amigos y mi familia están bien y dentro de todo me puedo considerar alguien afortunado. Pero como alguien poco conformista quiero más y el 2015 luce ideal para alcanzar muchas metas nuevas.
Me despido por ahora, cualquier noticia nueva o del blog nuevo la colocare por acá. Gracias por leer toda esta paja.

lunes, 10 de febrero de 2014

Robocop: el arte del remake tramposo

De entrada diré que la Robocop original es una de mis películas favoritas de todos los tiempos, la vi estando muy chamito y guardo muy buenos recuerdos de su primer visionado, por lo que las noticias de un remake de la película (y que duraron muchos años antes de concretarse) siempre las recibí con escepticismo y siempre dije que hasta que no viera un tráiler no sabría a qué atenerme con esta nueva versión.
Así pues llego el momento de ver el tráiler y si, me gusto lo que vi, por lo que ya al menos tenía cierta idea de por dónde iban a ir los tiros (jamás mejor dicho) en esta nueva versión (aun cuando los trailers no sean en la mayoría de los casos reflejos verídicos de lo que nos ofrecerá una película, y ejemplos hay por doquier).
Y por fin llego el día de ver que tan buena o mala iba a ser esta película y para mi sorpresa resulto mejor de lo esperado salvo unos grandes peros que no se pueden dejar de largo, aun cuando los realizadores hayan tenido las mejores intenciones de hacerlo bien.
SPOILERS ALANTE PERO NO COMO GENTE EN UNA COLA DE MERCAL
Es imposible no hacer comparaciones entre la nueva Robocop y la original, mas tratándose de una película tan mítica y hasta referente cultural. Robocop 2014 nos presenta la misma historia de la corporación Omnicorp tratando de penetrar en el mercado de la seguridad en EEUU luego de haber demostrado su “éxito” con sus robots combatientes en otros países (la secuencia inicial en Irán es de lo mejor que tiene la película). Para lograr saltarse una ley que prohíbe el uso de robots en suelo gringo, los muy feos y malos capitalistas de la OCP deciden colocar un humano dentro de un robot, por supuesto con la consecuente trampa donde el humano es solo un parapeto para un robot casi completamente controlado por ellos. Allí es donde entra el oficial Alex Murphy el cual es asesinado de una forma completamente alejada a la del original, y el cual a diferencia de esta, es reconstruido y armado con pleno consentimiento de su familia y sin perder su memoria e identidad, lo cual da para algunos dilemas morales que en original eran tratados solo por encima y que aquí al menos profundizan un poco más.
Samuel Jackson es una especie de Mario Silva disfrazado de Raul Amundaray ,aliado televisivo de la OCP y quien se roba cada escena donde aparece

El Robocop original se caracterizaba por una violencia gráfica y explicita que para la época de su estreno la llevaron a estrenarse bajo la temida (para la industria del cine) calificación R. en esta época donde todo el mundo quiere hacer montañas de dinero, un estreno con calificación R no resulta atractivo de buenas a primeras (aun cuando películas como “Wolf of Wall Street”, “300” o hasta la misma “Matrix” fueron estrenadas con esa calificación e hicieron millones en taquilla) por lo que la decisión mas fácil en ese sentido era bajarle el tono a esta nueva Robocop y estrenarla en un muy conveniente PG-13. ¿El resultado? Si bien la historia es la misma y tenemos mucha violencia, esta viene disfrazada para que de este modo no nos sintamos estafados y a la vez se complazca a los ya incomprensibles responsables de las calificaciones de películas en EEUU. Por ejemplo, en una de las secuencias de entrenamiento del nuevo Robocop lo ponen a enfrentarse a unos 50 enemigos… robots, a los cuales les entra a plomo limpio, los descuartiza, los vuelve nada… solo porque son robots; en otra de las secuencias más violentas, Robocop recibe una pista de donde está el bunker de los malos malosos responsables de los peores crímenes de la ciudad y de su propia muerte y va en su caza, para que al llegar los villanos apaguen las luces en un estúpido intento de cegar al héroe y tener ventaja usando lentes de visión nocturna, con lo que la escena parece sacada de un videojuego ochentoso y si, vemos muchísima violencia en esta escena, pero sin una sola gota de sangre o vísceras, y distanciándose aun mas de la original.
FIN SPOILERS
la posición apropiada para entrar en un autobús de la linea Petare-Guarenas...

En resumen es una nueva versión de la misma historia, con cambios favorables y desfavorables por igual que a mí en particular me gusto más de lo que pensaba iba a ser. No apruebo el bajón en la violencia de esta nueva versión pero se agradece el intento de profundizar un poco más en una situación tan extraña como la que trata de contar. ¿Mejor que la original? Nop, pero mala tampoco es…

T Facebook Favorites More

 
Powered by Blogger